201308.07
0
0

Explosión en Rosario: ¿quién tiene la responsabilidad?

El estallido en un edificio rosarino desató una serie de cuestionamientos sobre quiénes son los culpables de la tragedia. Cuánto es negligencia de los vecinos y cuánto de la compañía prestadora del servicio.

Aún no se establecieron las causas concretas de la explosión que ocasionó en la ciudad de Rosario más de 10 muertos y 63 heridos. Pero, más allá de ese factor, existen supuestos que pemiten analizar quiénes son los responsables de haber llegado al punto de esta tragedia, según los expertos consultados por iProfesional.
Las pistas para armar el rompecabezas del caso comienzan con los testimonios de los vecinos del lugar, que afirmaron que el edificio ya “estuvo sin gas durante 78 horas hace 15 días”.
Incluso, según el padre de Guillermo Juárez, uno de los habitantes del inmueble, “había un problema con el regulador del gas” y por esta razón, había estado “trabajando un gasista matriculado”.
Asimismo, varios inquilinos afirmaron que había una pérdida de gas muy notoria.
De hecho, autoridades rosarinas confirmaron que minutos antes del estallido existió un llamado solicitando auxilio a la compañía Litoral Gas, distribuidora del servicio. Y la Justicia realizó un allanamiento para determinar responsabilidades y hallaron que el 24 de julio se realizó una denuncia por pérdida y el 2 de agosto se solucionó el problema.
En este sentido, el vocero de la firma prestadora aseguró que “desde julio no se registraron quejas” del inmueble. Y negó que alguien de la empresa hubiera estado trabajando este martes en la válvula con problemas.
Aunque declaraciones de los testigos afirmaban que hubo un gasista en el lugar antes del estallido, que habría sido contratado por el consorcio.

¿Quiénes podrían ser los responsables?
Carlos Polzinetti, experto de la Asociación Civil de Defensa del Consumidor de Bienes y Servicios para la Propiedad Horizontal (ADEPROH), fue contundente: “Si se trató de un escape de gas dentro del edificio detectado tiempo atrás, la responsabilidad es de los copropietarios. Esto no lo cubriría ningún seguro porque es una deficiencia de los vecinos en no denunciar el problema”.
“Por las declaraciones, los vecinos ya venían quejándose de olores a gas, ahí el consorcio es el principal responsable por el alto grado de inconciencia de no haber tomado medidas, y deberá atenerse a los daños que establezca el juicio ante las perdidas de vidas y las destrucciones materiales”, agregó a iProfesional Polzinetti.
Por lo general, según este especialista, las perdidas de gas son secuenciales. “Por lo tanto, deberían haber sido detectadas por los copropietarios”, consideró.
En ese caso, la obligación recaería sobre el encargado y el administrador, que “deberían haber cerrado las llaves de paso y denunciar el hecho a la empresa prestadora”.
De todos modos, el experto solicitó aguardar a los peritajes técnicos, “para saber si fue un hecho repentino o algo que ya venía acumulándose y no fue atendido a tiempo”.
Pero, existen otros supuestos que podrían librar de responsabilidad al consorcio. Si la explosión fue causada por una pérdida externa al edificio, o existió una mala reparación previa de la compañía, y fue correspondientemente denunciada por los habitantes, la responsabilidad recaería sobre la firma prestadora del servicio.
Y si el escape se produjo en un departamento puntual, el culpable es el propietario de la unidad.

Seguros y permisos
Según fuentes consultadas por iProfesional, las normas de seguridad que debe cumplir un edificio las establece el municipio del distrito en el que se encuentra.
Además, una propiedad horizontal se debe regir bajo la Ley de Seguridad de Higiene y Trabajo, donde se solicita, por ejemplo, para las calderas de la Ciudad de Buenos Aires, una habilitación de las autoridades, más una autorización anual ante el Gobierno pertinente y un control mensual.
Este proceso lo debe efectuar un ingeniero que debe estar inscripto en el Gobierno de la Ciudad y hay que emitir un certificado anual del correcto funcionamiento de la caldera.
El edificio debe tener vigentes el Seguro de Responsabilidad Civil (tiene un límite de protección de $150.000 para calderas), y el Seguro Integral de Consorcios (que oscila entre 1 millón a 3 millones de pesos de cobertura), cuya denominación es de Seguridad Civil Comprensiva, debido a que abarca todos los seguros que establece independientemente el Gobierno porteño.
Aunque en el caso de la explosión de Rosario, dependiendo del causante, podría no tener cobertura debido a que se trató, en teoría, a un escape de gas.

¿Cuál es la responsabilidad los inquilinos?
Ahora bien, cuál es la situación para aquellos que alquilan un departamento en una construcción horizontal que sufra un percance de este tipo.
Para Ricardo Botana, abogado y vicepresidente Unión Argentina de Inquilinos (UAI), “en todo caso fortuito o de fuerza mayor, como el de Rosario, el locador (propietario) es el que se tiene que hacer cargo de los daños del edificio. O bien, la compañía de gas si no fue habilitada correctamente la conexión o está mal realizada”.
Aunque los muebles que posee el inquilino sí son responsabilidades de éste, por lo que “debe contratar un seguro para cubrirse, pero el caso excepcional de una explosión de gas no está incluida en casi ninguna las pólizas”, agregó Botana.
“Sucede a menudo que los inquilinos denuncian perdidas de gas y los propietarios no hacen nada”, acotó.
En estos casos, los dueños deben responder civilmente si no tenían habilitada la conexión. Incluso si el inquilino envió cartas documento para quejarse, y no se hizo nada, “podría haber cargos penales por negligencia”, finalizó Botana.

Fuente: iProfesional.com (7/8/2013)