201308.12
0
0

Luego de las PASO, ¿qué proyectos podría analizar el Congreso para convertirlos en ley?

Si bien las primarias definieron los candidatos para octubre, también permitieron anticipar cómo será el escenario parlamentario para debatir iniciativas tanto de la oposición como del oficialismo antes o después de octubre. La Corte y la ley de medios. La renta financiera. Reformas laborales.

Las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) permitieron delinear, a grandes rasgos cómo se conformará el Congreso para la segunda parte del mandato de Cristina Fernández de Kirchner.
Las bancas de diputados que se renuevan son las obtenidas en 2009, lo que constituyó la peor elección del kirchnerismo en estos diez años de Gobierno. En tanto, deberán defender los escaños para el Senado ganados en el 2007, y es ahí donde corre peligro de perder la mayoría que logra en la actualidad entre los “propios” y sus “aliados”.
Para los comicios legislativos de octubre se espera una fuerte y pareja pelea entre el Frente Renovador, de la mano de Sergio Massa, y del FPV con Martín Insaurralde.
En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza (donde se concentra el otro caudal importante de votantes), se presenta un panorama complejo para el kirchnerismo.
Así, casi descartada la búsqueda de la re reelección de la Presidenta, porque -en principio- no le dan los números para dictar la necesidad de reforma constitucional, la lucha entre los partidos se centrará en otros temas.
En primer lugar, habrá que ver si la Corte Suprema se expide en el corto plazo sobre la ley de medios y la expropiación de los terrenos de la Sociedad Rural en Palermo.
En este sentido, vale remarcar que la relación entre el máximo tribunal y el Gobierno de Cristina Kirchner se tensó durante los últimos años. Más aún, después de que se dictara la inconstitucionalidad de la reforma al Consejo de la Magistratura, el órgano encargado de analizar y avalar a los jueces.
En este contexto, el kirchnerismo presentó un proyecto en la Cámara de Diputados para quitarle a la Corte Suprema la administración del presupuesto del Poder Judicial y la facultad de superintendencia, para dejarlo en manos del Consejo de la Magistratura. Puntos esenciales de esta iniciativa ya habían sido incluidos dentro de la fallida reforma del Consejo, pero el Gobierno había desistido de avanzar luego de las críticas del alto tribunal.
Además, podrían reflotar un viejo proyecto -que perdió estado parlamentario- que cuenta con el aval de la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, para reformar el Código Procesal Penal.
De sancionarse, se limitaría el accionar de los jueces y le permitiría a los fiscales llevar adelante toda una investigación.
Ese cambio ya se hizo efectivo en varias provincias, y le da a los mencionados fiscales mayor poder sobre los magistrados, dejándoles a estos últimos sólo la potestad de juzgar.
En la actualidad, son los propios jueces los que pueden decidir si delegan la investigación en ellos o no.
Además, mientras se aguarda la definición sobre la Ley de Medios continúa cajoneado y sin tratarse el proyecto de reforma y unificación del Código Civil y Comercial, llevado a cabo por una comisión encabezada por Ricardo Lorenzetti, titular de la Corte Suprema de la Nación.
Si bien, hace más de un año, el oficialismo confiaba en que la iniciativa se iba a sancionar a principios de 2013, esto no fue así y a partir de mayo dejaron de convocar a la bicameral encargada de debatirla.

La oposición
La campaña opositora, hasta el momento, no deja demasiados proyectos para analizar ya que sólo se dedicó a denunciar casos de corrupción y a proponer derogar leyes sancionadas por el Congreso durante la amplia mayoría kirchnerista.
En primer término, Patricia Bullrich, Federico Pinedo, Cornelia Schmidt-Liermann y Gerardo Milman presentaron una propuesta para derogar el memorando de entendimiento entre Argentina e Irán, firmado en febrero para destrabar la causa AMIA.
En este contexto, el titular de la Unión Cívica Radical (UCR) en la Cámara de Diputados, Ricardo Gil Lavedra, reconoció diálogos entre los jefes de bloque de la oposición para comprometerse a derogar la ley de blanqueo de capitales, en caso de recuperar la mayoría parlamentaria.
“Es tan mala esa ley que estamos dialogando los jefes de los bloques de la oposición para que si se aprueba formalizar un acuerdo en el que nos comprometamos a que, cuando recuperemos la mayoría parlamentaria, derogarla con efecto retroactivo”, sostuvo el legislador.

Ganancias y renta financiera
En el plano impositivo, diputados de la oposición impulsan cambios en el Monotributo para dotarlo de mayor “racionalidad”, ya que sus escalas no se actualizan desde 2010. En ese sentido, también hay proyectos que proponen eliminar el mínimo no imponible en el Impuesto a las Ganancias.
En tanto, el diputado oficialista Héctor Recalde anunció que su iniciativa para gravar la renta financiera será tratada en los próximos meses y apuntó que se comenzará a tributar a partir de los $100.000 anuales de renta. Según las estimaciones realizadas, se espera recaudar una suma cercana a los $7.000 millones al año.
La CTA cercana a la Casa Rosada anunció su apoyo al proyecto y su líder, Hugo Yasky, auguró que la propuesta “va a ser discutida y aprobada este año”.
En ese marco, el legislador desafió a “los candidatos de la oposición a que se definan sobre el impuesto a la renta financiera” que impulsa el oficialismo y que, según advirtió, se aplicará en forma “prudente” pero “tocando intereses, es decir, confrontando” con “sectores de mayor capacidad contributiva”.
Sin embargo, el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, cuestionó esta clase de proyectos ya que se recaudaría menos que lo que provoca el tributo por Ganancias.

Otros proyectos relevantes
En declaraciones radiales consignadas por DyN, Recalde anticipó que trabaja “en una modificación del Código Electoral para que haya obligación de pronunciarse (sobre distintos temas en campaña) y haya rendición de cuentas de los candidatos que son electos, para que el pueblo pueda ejercer este derecho republicano”.
Por su parte, el massismo presentó un proyecto de ley por el reparto de los fondos para actualizar los recursos que el Gobierno destina a la Provincia de Buenos Aires.
Con el apoyo del oficialismo y de casi toda la oposición, también existe una iniciativa de Recalde- que obtuvo dictamen en un plenario de comisiones en Diputados y se encuentra lista para ser tratada en el recinto- para equiparar el salario de las mujeres con el de los hombres que realicen la misma actividad y estipula un adicional por daño moral si la empresa no cumple.
Asimismo, Recalde también propuso un cambio en materia de licencias laborales que toma como antecedentes un proyecto consensuado en la comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara baja que él preside y una propuesta aprobada por el Senado, que perdió estado parlamentario.
En tanto, en el Senado se debatirán el proyecto para dar fin a las sumas no remunerativas, impulsado por el radical Eugenio Artaza, y la limitación del trabajo los días domingos.
Con respecto a los derechos de los consumidores, los legisladores de la oposición insistirán para que se estipule como servicio público a la telefonía celular, lo que permitirá analizar el régimen de tarifas y funcionamiento y, en caso de deficiencias, castigar más severamente a las empresas.

Fuente: iProfesional.com (12/8/2013)