201309.03
0
0

Facebook: 1 de cada 3 chicos lo usa sin supervisión de un adulto

Lo asegura un estudio de investigadores estadounidenses. A pesar de las advertencias, manejan su perfil sin consultar a padres o amigos. Administrar la privacidad es clave para evitar problemas.

Aunque con sus deficiencias, la privacidad en las redes sociales es la base para evitar quedar expuesto ante personas indeseables. El resultado de una encuesta llevada a cabo en Estados Unidos demuestra que casi un tercio de los menores presentes en Facebook no buscaron ningún consejo o punto de vista externo para administrar su privacidad en esta página.
Los chicos, según destacan los autores del estudio –técnicos de la institución especializada Pew Research Center y de la Universidad de Harvard–, se basan en sus propios conocimientos para tomar decisiones cuando se mueven por la red social más popular del mundo. Los otros usuarios –es decir, quienes sí han pedido ayuda– confían tanto en sus amigos y compañeros (42%) como en sus padres (41%) o hermanos y primos (37%).
Los analistas, que entrevistaron a integrantes de más de 800 familias estadounidenses, se centraron en el comportamiento de los chicos con edades comprendidas entre los 12 y los 17 años. Constataron que los más jóvenes solicitan recomendaciones con mayor frecuencia. Por sexos, los varones son menos propensos a reclamar asesoramiento que las chicas.
A este respecto, los expertos en seguridad señalan que además de configurar las listas de amigos y limitar la visibilidad de las imágenes publicadas en Facebook, conviene averiguar quién puede interactuar con nuestro perfil.
El aspecto más importante se encuentra en la parte de etiquetado. Cuando un amigo sube una fotografía o publicación y agrega el nombre de alguien que participó de ella, se debe tener en cuenta que esa publicación no sólo puede ser vista por los contactos propios sino también por los de la persona que subió el material. Lo que implica que se pierde el control sobre la imagen y también de aquellos que la bajan o la utilizan en su provecho.
Según la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), el 51% de los chicos de entre 4 y 18 años se conecta diariamente a Internet, lo que hace que desde muy jóvenes se pongan en contacto con propios y extraños de todas partes del mundo.
A esto se le suman los datos de Unicef, que indican que en los grandes centros urbanos de la Argentina el 64,4% de los adolescentes de 13 a 17 años navega sin la compañía de un adulto, y el 27,1% dice usar las redes sociales para conocer nuevos amigos.
La SAP agrega que el 31% de los padres desconoce el apodo que utilizan sus hijos en Internet y el 52% tampoco sabe los nombres que usan sus amistades.
Entre las recomendaciones que difundió el propio Facebook, la principal es evitar que los jóvenes abran una cuenta hasta que tengan al menos 13 años, que es el requisito de edad mínima para usar la red social. Una vez que se inscriben, los padres deben asegurar que no mientan sobre su edad. Esto es importante porque Facebook añade capas de protección de la privacidad específicas según la edad del usuario.
Es importante que los padres se aseguren que los jóvenes no acepten solicitudes de personas que no conocen y de ser posible, que los padres conozcan cómo funciona Facebook, cómo se publica y dónde están las herramientas de seguridad, privacidad y administración de perfiles.

Fuente: texto y foto publicados en Clarín (3/9/2013)