201309.23
0
0

La Justicia de Morón resolvió la inmediata detención de Julio César Grassi

Este lunes, la Justicia resolvió la “inmediata detención” de Julio César Grassi, acusado a 15 años de prisión por abuso y corrupción de menores.

En las horas previas, el fiscal Alejandro Varela sostenía que “miente” y negó haber amenazado testigos.

Jamás amenace a alguien. El fiscal Varela pretende engañar a ustedes y a la sociedad” indicó Grassi al responder la petición de la fiscalía en cuanto a que existe peligro de fuga por parte del sacerdote y a que habría amenazado a testigos que declararon en su contra.

“Señores jueces, no hay ningún riesgo, hay una causa no firme”, aseguró Grassi ante el Tribunal: “lo único que hago todos los días en mi oficina es trabajar”, agregó.

El sacerdote, en plena audiencia, explicó que el fin de la Justicia es la resocialización y fue así que sostuvo: “estoy lejos de los chicos de la Fundación, pero estoy cerca de su alimentación, de dedicarme para que tengan salud, de mantener la fundación…”.

También, durante su defensa, recordó que “las pericias dicen que no tengo rasgos de pedófilo ni de abusador sexual, todo esto se lo introducen a la sociedad”

Grassi sostuvo que existe una “campaña mediática llevada a cabo por el Grupo Clarín” para que “el Tribunal terminara sancionándome” cuando no hay ninguna razón real para que -a su juicio- lo haga, según consignó NA.

Previo al inicio de la audiencia pública, el abogado querellante Juan Pablo Gallego aseguró que la situación judicial de Julio César Grassi “es irreversible por la sentencia de la Suprema Corte (bonaerense) y el dictamen de Casación” y expresó que el cura “es un ser antisocial al que se le permitía ingresar libremente a la escena del crimen”.

“La libertad vigilada de Grassi sirvió para apretar testigos y atacar a sus víctimas. Jamás fue controlado en su acceso a la
Fundación Felices los Niños. Este es un proceso escandaloso”, afirmó Gallego en la sede de los tribunales de Morón, donde a las 19 definirán la situación del cura, condenado a 15 años de prisión por abuso y corrupción de menores.

FUENTE: Texto publicado en iProfesional.com (23/9/2013)