201309.27
0
0

Scioli promulgó el juicio por jurados

La provincia de Buenos Aires tendrá Juicio por Jurados. Durante la promulgación de la ley, el gobernador Daniel Scioli aseguró ayer que la puesta en marcha de la iniciativa, a la que se recurrirá en delitos cuya pena exceda los 15 años de prisión, representa “un hecho histórico en materia de justicia penal y participación ciudadana”.

“”Con esto ampliamos la participación ciudadana en la resolución de procesos penales””, afirmó el mandatario bonaerense en un acto realizado en el Teatro Argentino de La Plata, donde estuvo acompañado por los miembros de su gabinete, y el vicegobernador Gabriel Mariotto. Scioli agregó que sintió “un sentimiento de orgullo” por la promulgación del Juicio por Jurados y agradeció “a todos los sectores que han contribuido a que podamos tener a la provincia a la vanguardia”.
En ese marco, Scioli resaltó que “es otra iniciativa que “contribuye decididamente al fortalecimiento de las instituciones, y a nuestra democracia””. Por su parte, el ministro de Justicia, Ricardo Casal, apenas adelantó que su implementación será “a partir de los próximos días”.
La nueva ley establece que el tribunal de jurados actuará en los delitos cuya pena máxima en abstracto exceda de 15 años de prisión o reclusión o, tratándose de un concurso de delitos, que alguno de ellos supere dicha pena. El jurado estará compuesto por 12 ciudadanos titulares y 6 suplentes que serán elegidos por sorteo del padrón electoral, y recibirán instrucciones de un juez. Además, determina que luego del debate decidirá el jurado en torno a la inocencia o no del ciudadano sometido a proceso. En el caso de que el proceso derive en una pena de prisión o reclusión perpetua, se requerirá unanimidad de votos afirmativos. Para ser miembro de un jurado se deberá ser argentino nativo o naturalizado, con no menos de cinco años de ciudadanía, tener entre 21 y 75 años, entender plenamente el idioma nacional y gozar de aptitud física y psíquica suficientes para el desempeño del cargo.

Fuente: texto publicado por El Cronista (27/9/2013)