201312.13
0
0

Presentaron al Ejecutivo el anteproyecto de reforma del Código Penal

La comisión integrada por Eugenio Zaffaroni, Ricardo Gil Lavedra, Federico Pinedo, María Elena Barbagelata y León Arslanian cerró el texto que entregará a Cristina Kirchner y que luego analizará el Congreso.

La comisión designada por Cristina Kirchner para reformar el Código Penal terminó su labor este martes, cuando sus integrantes firmaron el dictamen que le entregarán a la presidente.

Hablamos del juez de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti, de Ricardo Gil Lavedra (UCR), Federico Pinedo (PRO), María Elena Barbagelata (Partido Socialista) y del excamarista León Arslanián (FpV).

Tal como sucedió con el proyecto de modernización y unificación de los códigos Civil y Comercial, el proyecto de nuevo Código Penal será analizado por el Poder Ejecutivo y luego se remitirá al Congreso de la Nación para su aprobación.

“Se configurará una normativa moderna para las próximas generaciones”, señaló al respecto el secretario de Justicia, Julián Álvarez. No obstante, la iniciativa no contempla innovaciones en la legislación actual los abortos no punibles.

Desde mediados de 2012, la comisión se encargó de ordenar, hacer “legible”, de redactar de forma clara y coherente el código que tipifica los delitos y sus sanciones. Recordemos que esta ley rige desde 1921.

“Se analizó primero la parte general del Código Penal y luego parte especial, delito por delito”, explicó Federico Pinedo.

Según indicó el diario Tiempo Argentino, en la primera parte del Código Penal se encuentran todos los lineamientos generales del derecho penal, como por ejemplo las diferentes participaciones criminales, el grado de consumación del delito y sus penas correspondientes, extinción de la acción penal y de la pena entre otras. En la parte especial están tipificadas todas las conductas delictivas y sus penas correspondientes.

Más allá de que Arslanián calificó al trabajo como “muy armónico y grato para todos”, como era previsible, surgieron desacuerdos entre los miembros. “En el 95 por ciento del Código tenemos consensos totales, pero cuando ese consenso no pudo concretarse tuvimos la libertad de plantear posiciones alternativas”, puntualizó Barbagelata. “Va a haber algunas disidencias, cualquiera tenía derecho a plantearlas”, agregó Gil Lavedra.

Quien fuera el jefe de los diputado de la UCR hasta el 10 de diciembre, puso reparos. “Tengo escepticismo porque sé cómo son las cosas en Argentina. Se hizo un proyecto, que si prospera y se convierte en ley, estaré muy contento, pero su futuro es incierto”, reflexionó.

“De todas formas sirve como antecedente, que recoge las líneas más modernas y establece sensatez en una legislación que está desquiciada”, aseguró el ex integrante del Tribunal que juzgó a las juntas militares. Y destacó que el proyecto de reforma de 2006 sirvió como “antecedente” del actual.

Fuente: texto publicado por Parlamentario.com (12/12/2013)