201312.23
0
0

El Digesto Jurídico avanza en el Congreso

Tuvo media sanción de la Cámara de Diputados y fue incluido en las sesiones extraordinarias

En su última sesión del año, la Cámara de Diputados otorgó media sanción al Digesto Jurídico Argentino, un trabajo de depuración de las más de 32.000 normas vigentes desde 1852 a la fecha, de las cuales quedaron en pie menos del 10 por ciento de las leyes.

Se trató de un trabajo ciclópeo encargado a la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires en 2005, al cual se abocaron más de 200 profesionales. Requirió un estudio minucioso de las normas, ya que muchas de ellas habían sido modificadas, otras se superponían entre sí y varias de ellas se habían vuelto abstractas por el paso del tiempo y no fueron derogadas.

Una vez en el Congreso, el conjunto de esas normas fue analizado por la comisión Bicameral del Digesto Jurídico, integrada por cuatro diputados y cuatro senadores de diferentes bloques. El cuerpo estuvo conducido por el diputado Daniel Tomas (FPV) y luego por el senador Aníbal Fernández (FPV).

Con la ayuda de la Dirección de Información Parlamentaria de la Cámara baja, la Comisión Bicameral dividió el trabajo en 26 ramas diferentes del Derecho, entre las que se encuentra el Comunitario, Internacional, Aduanero, Penal, Civil, Comercial, Constitucional y de Medio Ambiente, entre otros.

El análisis, que incluye el soporte técnico de la Dirección de Información Parlamentaria, incluye además normas del Derecho Internacional Público, que contempla las leyes que aprueban los numerosos tratados internacionales en los que la República Argentina fue parte.

La iniciativa se aprobó con 168 votos positivos del Frente para la Victoria, sus aliados y un sector de la oposición que incluyó al Frente Renovador (que responde a Sergio Massa) y el FAP. La UCR y la Coalición Cívica, en cambio, votaron en contra mientras que hubo cuatro abstenciones que provinieron de Unidad Popular, el bloque que lidera Claudio Lozano.

Durante el debate de la iniciativa, que fue girada al Senado, el radicalismo advirtió que el texto excluye los decretos reglamentarios de algunas leyes, que estaban contemplados en el texto original.

“Esto generará problemas derivados de la subsistencia de decretos que reglamentan leyes que no están vigentes”, consideró el diputado Manuel Garrido (UCR). También sostuvo que “los decretos reglamentarios pueden hacer referencia a números de leyes que serán modificados a raíz de este trabajo, lo que generará un problema de interpretación e inconvenientes en la búsqueda de las normas”.

Fuente: texto publicado por La Nación (23/12/2013)