201401.07
0
0

La Corte ya define cómo contar sus datos privados

• Resabios de una reforma que no pudo ser.
• Más poder para administrador.

2014-01-07 AmbitoLa Corte Suprema de Justicia ya prepara el reglamento que regulará la publicidad de las declaraciones juradas de los ministros como también la información que éstas incluyan.

Se conocerá a comienzos de febrero y regirá para las presentaciones que deban realizarse en el mes de mayo, que es cuando les toca a los funcionarios del Poder Judicial exponer sus bienes. Efectos colaterales de la fallida reforma judicial que el kirchnerismo logró aprobar en el Congreso y que establecía que esa información quedaba bajo la órbita del Ministerio de Justicia. El máximo tribunal declaró inaplicable esta disposición mediante una acordada.

Redactar el reglamento plantea ciertos desafíos ya que, por la Ley de Ética Pública (1999), los ministros no pueden dar menos información que los demás representantes de los poderes del Estado. La norma que actualmente rige a los funcionarios del Ejecutivo, incluida en el paquete de la reforma judicial, no terminó siendo tan restrictiva como se creía en un principio.

La información de los integrantes del máximo tribunal quedaría resguardada en una nueva unidad administrativa bajo la jurisdicción de Héctor Marchi, alter ego de Ricardo Lorenzetti y administrador de la Corte.

En los últimos días del año algunos abogados de ONG dedicadas a la cotidianidad de los tribunales presentaron escritos en la mesa de entradas de la Corte para solicitar las declaraciones juradas. Estos pedidos -aparecen decenas por año- habitualmente ni siquiera son elevados desde la planta baja hasta el cuarto piso, pero el contexto ameritaba una contestación veloz, especialmente cuando desde la AFIP, a mediados del año pasado, se redactaron los formularios que los funcionarios judiciales debían completar para luego remitir a la Oficina Anticorrupción.

El año 2013 fue tormentoso para la Corte en su relación con el ente recaudador, especialmente para Lorenzetti, quien se cruzó fuerte con Ricardo Echegaray luego de que éste denunció presuntas irregularidades entre los bienes que el titular de la Corte declaró y los que realmente ostenta. En esa ocasión Echegaray también embistió contra Marchi, quien luego propició reuniones de acercamiento en los salones de la Corte.

Como es habitual, en las vocalías más determinantes las declaraciones juradas generan críticas hacia el Consejo de la Magistratura. Ocurre que el cuerpo colegiado es donde se debería generar el reglamento que regula las declaraciones de todo el Poder Judicial, a excepción de la Corte. La Magistratura viene del año de mayor inactividad desde que se creó; para peor, hasta el momento hay pocos indicios de que 2014 vaya a ofrecer un panorama distinto. Tal vez por esto nadie está demasiado interesado en alzarse con la presidencia.

La acordada que firmaron los ministros puso fin a la atribución del Consejo de también reglamentar la publicidad de las declaraciones de los supremos. Costumbre que comenzó en 2005 cuando se dio de baja una acordada que había impulsado Julio Nazareno y que le daba todo el control de la información a la Corte. Resolución que en su momento fue más que valorada por Nicolás “el Negro” Reyes, uno de los personajes más emblemáticos que supo tener la Corte en los últimos años.

Oriundo de Córdoba, llegó al máximo tribunal recomendado por Domingo Cavallo (venía de ser un funcionario clave en la gestión de Eduardo Angeloz). Fue un administrador silencioso y un operador todoterreno al punto de que los jueces más encumbrados del fuero federal se disputaban una visita cada vez que éste llegaba a los tribunales de Comodoro Py. Tener su celular daba un handicap especial y expresaba una influencia con la que Marchi o el actual secretario de Gestión de la Corte, Alfredo Kraut, sólo podrían soñar. Se jubiló en 2008 y falleció en 2010.

En cuanto a la publicación de las declaraciones hay certezas más evidentes ya que éstas no serían incluidas en la plataforma digital de la AFIP, sino en el Centro de Información Judicial.

Fuente: texto e ilustración publicados por Ambito Financiero (07/01/2014)