201401.08
0
0

No habrá cambios en Bienes Personales, como había anunciado Echegaray

Kicillof dijo que lo descartó la Presidenta y que no se tocará ese impuesto en el plan antievasión

2014-01-08 DiarioBAEEl proyecto antievasión que el Poder Ejecutivo bajará al Congreso para tratar en sesiones extraordinarias no incluirá una reforma en el Impuesto a Bienes Personales para gravar las propiedades por su valor de mercado. Tras varios días de aclaraciones y desmentidas, el ministro de Economía, Axel Kicillof, confirmó que esa posibilidad, que pretendía implementar y hasta había anticipado el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, no está en la agenda del Gobierno nacional ni circula para su análisis por ningún despacho oficial.

“Vamos por el valor de mercado”, disparó Echegaray el lunes; “no está en la agenda del Gobierno valuar los inmuebles a precio de mercado”, lo desautorizó Kicillof, apenas 24 horas después. Y con peso doble, porque a su negativa le agregó un contundente extra: “Hoy le pregunté a la Presidenta sobre las versiones periodísticas en torno de la tasación de las propiedades según su valor de mercado y lo descartó terminantemente”. También aclaró que iba a comunicarse con el jefe de la AFIP para pedirle explicaciones.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, fue otro de los que desmintió ayer los planes de Echegaray. “No está determinado el tema de Bienes Personales incorporado al proceso económico”, comentó en contacto con la prensa.

Dos datos de grueso valor político: los dos funcionarios que salieron el cruce del jefe de la AFIP, Capitanich y Kicillof, se reunieron en la mañana de ayer y antes de sus aclaraciones con la presidenta, Cristina Fernández, en Olivos; y las declaraciones de Kicillof fueron subidas como tema central a la web de prensa de Presidencia.

“Una medida de este tipo tiene efectos negativos, la Presidenta lo descartó y yo mismo opino que no hay que hacerlo”, agregó Kicillof, asegurando que una medida como la que intenta imponer Echegaray “puede generar muchísima distorsión”.

“Es un impuesto que cuando uno mira la cantidad de contribuyentes no refleja la situación del país, pero estamos pensando en el impuesto y en cómo ampliar la base de contribuyentes, pero es algo diferente a esta medida”, opinó Kicillof, aunque sí destacó la baja recaudación por el Impuesto a Bienes Personales. “La recaudación es baja y no parece reflejar la estructura patrimonial del país, lo cual tiene que ver con mejorar la base imponible de los contribuyentes que están en el impuesto”, dijo. Y envió otro mensaje por elevación a Echegaray, cuando subrayó la necesidad de “mejorar los controles”.

Desde Economía afirmaron que el Plan Antievasión 3, que tratará el Congreso en sesiones extraordinarias en la primera quincena de febrero, buscará llenar vacíos legales para combatir la evasión impositiva, sobre todo para grandes contribuyentes. Y si bien el diseño del programa saldrá de la oficina de Echegaray, en el Gobierno se encargan de aclarar que ningún proyecto llegará al Congreso antes de pasar por la revisión y la firma de Kicillof y del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Echegaray buscaba mejorar la performance fiscal con dos medidas. Por un lado, fijar nuevos pisos a partir de los cuales se empiece a tributar Bienes Personales; por otro, agregar el valor de mercado de las propiedades para calcular el impuesto. La propuesta era tomar tanto el valor de mercado como el fiscal y calcular el tributo sobre el más alto de los dos. Según informó el funcionario, el 43% de lo recaudado por ese impuesto corresponde a inmuebles. También aseguró que la subvaluación de propiedades es una vía habitual de evasión y que el universo de 500.000 personas que hoy se ve afectado por este gravamen debería, al menos, triplicarse.

Fuente: texto y foto publicados por Diario BAE (08/01/2014)