201402.11
0
0

Jueces lanzan dura carrera por Junta de Camaristas

Pelea por board hostil a reformas del gobierno. Acuerdos y negociaciones

Not_20140210_728135Las últimas dos semanas de febrero traerán múltiples emociones en el terreno de la política de los tribunales: es cuándo se definirá al próximo presidente de la Junta de Presidentes de Cámaras Federales, un board selecto, que reúne a los magistrados más encumbrados de todo el país y que sabe tener línea directa a la Corte Suprema de Justicia.

Esta elección implica conversaciones y movimientos de distinto nivel y hasta el Gobierno la observa con más atención desde que el año pasado una serie de notas firmadas por estos jueces lograron modificar la letra chica de la reforma judicial que se redactó en el primer piso de Balcarce 50.

Durante enero circularon, de mano en mano, como una suerte de mapa electoral, los listados con las nuevas autoridades de las distintas cámaras que se terminaron de decidir en los últimos días de diciembre. Se espera que el trámite quede resuelto antes de la apertura del año judicial que realizará Ricardo Lorenzetti a fin de mes cuando el actual titular, Gustavo Hornos, (viene de presidir la Casación Penal federal) deba pasar la posta.

El perfil de esta Junta tuvo su punto de inflexión en 2013: pasó de ser un espacio de reclamos administrativos y quejas por falta de insumos a un terreno dominado por la política, lo cual devino en que Lorenzetti terminara por tomar una cierta distancia.

El recambio en la presidencia de las Cámaras no es una buena noticia para el kirchnerismo: este año han avanzado hombres cercanos a la lista bordó (opositora a la política judicial del oficialismo) y una serie de moderados que representan a los típicos sectores conservadores de la Justicia del interior. El único dato favorable podría provenir desde Mendoza donde fue electo Juan González Macía, identificado con los sectores de tinte más liberal y mejor conocido por haber entendido, en 1987, como inconstitucional la ley de obediencia debida.

La Cámara Federal en lo penal correccional continuará bajo la órbita de Martín Irúrzun, la Cámara del Crimen designó a Rodolfo Pociello Argerich (reemplaza ala titular de Justicia Legítima, María Laura Garrigós de Rébori) de estilo bordó así como también son los casos de la Cámara Civil (Juan Carlos Dupuy), la Cámara de Mar del Plata (Jorge Ferro) y la Cámara en lo Civil y Comercial federal (Francisco de las Carreras).

Si bien una buena sintonía entre las Cámaras porteñas les garantiza a éstas la designación del presidente de la Junta, también es cierto que se busca instalar en el ámbito de los tribunales la percepción de que el próximo jefe debería ser del interior del país. Idea que por estos días promociona el titular de la Cámara de Comodoro Rivadavia, Javier Leal de Ibarra (de la lista Celeste) quien, por cierto, ya ha ocupado el codiciado asiento.

Desde la lista bordó reúne avales el jefe de la cámara cordobesa, Luis Rueda, magistrado que mantiene línea constante con los principales despachos del interior y cuya Cámara ha concitado la atención durante los últimos días por el interés que exhiben sectores del kirchnerismo por nombrar conjueces aprobados por el Senado en esa jurisdicción.

Fuente: texto y dibujo publicados por Ambito Financiero (11/02/2014)