201402.25
0
0

El Gobierno espera que el Congreso apruebe a mitad de año la unificación de códigos

Por Sabrina Santopinto. Enviada especial a Mar del Plata.

“Hay una gran diversidad para celebrar. Consideramos que las transformaciones nacen por el disenso y se consolidan con el consenso”; así, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, daba inicio al Congreso Federal sobre Reformas Legislativas, que se celebra en Mar del Plata.

Uno de los datos más destacables de la jornada fue cuando el ministro hizo referencia a que tanto la unificación del Código Civil y Comercial, como el Penal y el Digesto Jurídico serán aprobados a más tardar para la mitad del corriente año. “Esperamos que sean una realidad para mediados de este año”, manifestó el funcionario, quien definió a los textos presentados como “normas de alta complejidad, nacidas de un armónico consenso alcanzado por representantes de amplios sectores de la vida política y judicial”.

Entre los expositores se diferenciaron distintas corrientes de la política y la Justicia: abrieron el Congreso, junto a Alak, el ex presidente del Consejo de la Magistratura Mario Fera, el secretario de Justicia, Julián Álvarez; la presidenta de Justicia Legítima, María Laura Garrigós de Rébori; el ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal; el presidente de la Federación Argentina de Colegios de Abogados, Ricardo de Felipe, y la vicepresidenta de la Asociación de Magistrados, María Lilia Gómez Alonso de Díaz Cordero.

Ante esta escena, Alak destacó la importancia de buscar consensos para avanzar en las reestructuraciones necesarias para la Justicia. En este plano destacó los temas que convocaron al evento: reforma del sistema penitenciario, la implementación de un sistema acusatorio y la sistematización de la normativa contencioso administrativa federal. “Hoy buscamos que se repita el procedimiento de una democracia representativa y participativa, donde la gente quiere hacer oír su voz”, indicó, al tiempo que recordó el proceso de debate abierto en torno de la polémica ley de medios.

En referencia al conflictivo sistema penitenciario, el ministro señaló la necesidad de que se “trabaje para que el derecho penal se aplique con celeridad y no tener el 40 por ciento de las personas detenidas sin saber si son culpables o no, en calidad de procesados, como ocurre en la actualidad”.

Por su parte, el ministro Casal puso el foco en fortalecer la educación para aquellas personas privadas de su libertad, dado que según lo indicó el 80 por ciento de los reclusos no cuenta con nivel primario de estudios. “Consideramos que hay que hacer hincapié en el cumplimiento de la pena y en la resocialización”, agregó Alak.

Otro de los puntos de mayor atención del auditorio llegó cuando se puso el eje en la necesidad de reformar el sistema procesal penal para pasar a un proceso acusatorio. “Necesitamos salir de este sistema inquisitivo y llegar a un proceso simple como el acusatorio, donde haya fiscales que lleven adelante la investigación, defensores y jueces que juzguen lo proceso… ¿quién lo prohíbe? La verdad es que todos lo piden”; así el titular de la cartera de Justicia dejó constancia de uno de los mayores pasos que transitará el ámbito judicial este año y que se materializará, sin dudas, en la reforma procesal penal.

Magistratura: destacan el consenso

El nuevo presidente del Consejo de la Magistratura, el juez Federal Alejandro Sánchez Freytes, negó la existencia de cualquier tipo de presiones por parte del Gobierno Nacional, y elogió la actuación de los consejeros Eduardo Wado de Pedro y Julián Álvarez, ambos dirigentes de la agrupación La Cámpora.

El flamante presidente de la Magistraturaafirmó en entrevista al diario Clarín que “la llegada de los dos nuevos consejeros (Wado de Pedro y Julián Álvarez) es auspiciosa”.

“Ellos declararon que llegaban para acordar y buscar consensos, y lo cumplieron. Son jóvenes que mostraron una coherencia y acordaron una fórmula que incluye a dos jueces, incluso a Recondo, que es reconocido crítico de la Casa Rosada”, resaltó.

La negociación permitió, como contrapartida, que el oficialismo ocupe la presidencia de la principales comisones del organismo.

“Nadie del Gobierno me ha presionado y yo no conozco colegas que se hayan sentido presionados”, concluyó Sánchez Freytes.

Fuente: texto y foto publicados por Diario BAE (25/2/2014)