201403.06
0
0

Se viene la tipificación del delito de barrabrava

El gobernador bonaerense está preparando un proyecto de ley de Penalización del Delito de Barrabrava, Reventa de Entradas y creación de Fiscalías Especiales para los eventos deportivos. La norma establecería penas de dos a ocho años de cárcel. La idea será trasladada al Congreso nacional y la anunciará el propio Daniel Scioli en la Apertura de Sesiones Ordinarias.

El borrador que comenzó a dar vueltas por la Legislatura de la provincia de Buenos Aires y sobre el cual algunos legisladores se pusieron a trabajar, consta de dos dimensiones, por un lado se pretende tipificar el “delito de barrabrava” y, por el otro, se aborda el “delito de venta de entradas”.

Sobre la pena en cuanto al “delito de barrabrava” el texto apunta que “se prevé, en su figura simple, una pena de prisión o reclusión de dos a ocho años”.

En cuanto a la figura simple, con conducta sin agravantes, ni atenuantes, en el anteproyecto se consigna que el “barrabrava” es aquel que “formare parte, en forma abierta o encubierta, de una asociación o grupo de hecho que tenga por objeto apoyar a un club de fútbol, integrada por diez o más personas y que participare en sucesos de violencia, faltas al orden público o delitos indeterminados, con motivo o en ocasión de espectáculos futbolísticos, sus prácticas o entrenamientos deportivos, antes, durante o después de realizados.

“Quedan comprendidos también los sucesos cometidos en los traslados desde o hacia el estadio o lugar donde se desarrolle el evento futbolístico” según se afirma en el texto que es observado por ahora sin mayores comentarios por los integrantes del Poder Ejecutivo.

En cuanto a la figura agravada, las penas y alcances sostienen que “para los fundadores, cabecillas, jefes u organizadores de estos grupos y todo aquel que obtuviere provechos, utilidades personales o económicas, el mínimo de la pena será de cuatro años de prisión o reclusión”.

“En todos los casos antes previstos, la pena de este artículo se aplicará sin perjuicio de aquellas correspondientes por otros delitos que de allí se deriven”, según se agrega en el texto.

Por otro lado, sobre la tipificación del “delito de reventa de entradas”, sobre las penas que propone el texto sostiene que “al mantenimiento del actual sistema de penalización para las defraudaciones especiales (Art. 174 del Código Penal)”: la pena sería de dos a seis años de prisión o reclusión.

En su figura simple, el proyecto apunta a todo aquel “que, por cualquier medio, obtuviere o generare lucro a través de la reventa de entradas para un espectáculo masivo, ya sea de carácter artístico o deportivo, perjudicando al fisco al no tributar impuestos nacionales, provinciales, municipales y/o los correspondientes a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cualquiera a sea la magnitud del fraude o el monto involucrado”.

En su figura agravada, las penas y alcances, refieren de que “si en ocasión o con motivo de la reventa de entradas se produjeren alteraciones al orden público, o de probarse la participación o connivencia de persona responsable de la organización del espectáculo o si el autor se dedicare con habitualidad, el mínimo de la pena ascenderá a 3 años de prisión y su máximo se elevará a ocho años de prisión”.

Además, el borrador al que se tuvo acceso por estas horas en la Legislatura provincial agrega que “igualmente, tal como lo prevé el actual sistema de defraudaciones, en los casos de que el culpable fuere funcionario o empleado público, sufrirá además inhabilitación especial perpetua”.

El anuncio fue hecho durante la charla informativa sobre seguridad en los estadios de fútbol que llevó adelante Chris Walley, Director de Seguridad en Estadios de la Asociación del Fútbol de Inglaterra (The Football Association). El evento estuvo organizado por el secretario de Deportes bonaerense, Alejandro Rodríguez y estuvieron presentes el titular de Arba, Iván Budassi y el presidente de la AFA, Julio Grondona.

Al respecto, Alejandro Rodríguez comentó: “La primera reflexión es que hemos tomado decisiones correctas, pero que nuestro principal déficit es la ausencia de herramientas, tanto en nuestro Código Penal como en el procesal que complementen la acción preventiva y la intervención policial. Por eso hemos tomado la decisión política de generar los anteproyectos de tipificación de los delitos de barra brava y de reventa de entradas que contribuirán, de manera significativa, con el objetivo que nos planteó el gobernador Daniel Scioli de que el fútbol vuelva a ser una expresión genuina de la felicidad de nuestro pueblo”.

Aun no confirmaron desde la gobernación quién y cómo se presentará este proyecto de Ley, ya que tiene que ser el Congreso de la Nación quien tiene competencia sobre estos temas. De todos modos, según se pudo saber, Daniel Scioli está dispuesto a realizar el anunció en los próximos días, luego de recoger algunas opiniones de legisladores sobre esta cuestión.

Fuente: texto publicado por Parlamentario.com (28/2/2014)