201403.07
0
0

Demandó a Coto porque en su ticket le escribieron "glúteos grandes"

Una docente rosarina hizo una compra en el supermercado y pidió que se lo enviaran a domicilio. Y en el ticket del controlador fiscal, en el espacio donde va el nombre, le pusieron “glúteos”, y donde va el apellido, “grandes”. La demanda es por medio millón de pesos.

Una docente rosarina presentó una demanda por medio millón de pesos contra una conocida cadena de supermercados al sentirse discriminada por un empleado que escribió en el ticket de envío a domicilio de su compra, las palabras “glúteos grandes”. La inédita demanda que se tramita en los Tribunales de Rosario fue entablada por una docente, que padece problemas de obesidad, contra la sucursal local de la cadena de supermercados Coto, ubicada en el shopping Alto Rosario.

El abogado de la mujer, Oscar Pandini, dijo a Télam que el caso no tiene antecedentes en el país tanto “por la modalidad de comisión del hecho, como por el monto resarcitorio”.

El letrado explicó que hace dos años, la docente realizó una compra por un valor de mil pesos en el supermercado, y pidió que se lo enviaran a domicilio, y “en el ticket del controlador fiscal, en el espacio donde va el nombre le pusieron la palabra ´glúteos´, y donde va el apellido, ´grandes´”.

Pandini agregó que la mujer “recién se dio cuenta de eso a los tres días, y luego de su indignación, me consultó y ahí empezamos con las acciones extrajudiciales. Primero fuimos a mediación prejudicial, pero como no hubo acuerdo, luego encaramos una serie de medidas preparatorias y de aseguramiento de pruebas”. Posteriormente “a través de las medidas periciales se demostró que el ticket y la impresión de la máquina le pertenecía al supermercado”, aseguró Pandini.

A partir de allí, iniciaron una demanda por 500 mil pesos, por daño moral y multa civil o daño punitivo, que prevé la Ley de Defensa al Consumidor. Desde hace un año se tramita en los Tribunales de Rosario. “Esperamos que la sentencia sea favorable y salga a fines de este año”, se esperanzó.

En la demanda la mujer planteó que fue víctima de una “discriminación injusta, arbitraria y lesiva”. Pandini dijo que como abogado en Rosario lleva adelante otros casos similares, “pero éste, por la modalidad de comisión y el monto por daño es inédita, creo que no hay otros en el país”.

Fuente: texto y foto publicados por Infojus Noticias (7/3/2014)