201403.20
0
0

Género y Justicia en la Ciudad: las desigualdades que persisten

Una investigación del Observatorio de Género en la Justicia porteña reveló que “la cantidad de horas destinadas por las mujeres de 30 a 45 años al trabajo doméstico y de cuidado sumadas duplican el número de horas que dedican al trabajo remunerado”.

InfojusUna mujer no tiene el mismo tiempo que un hombre para formarse y ascender en su puesto de trabajo. Porque una mujer es la que culturalmente “debe” criar y dedicarle tiempo a los hijos (basta con ver los periodos de licencia para padres y madres). Y si bien unas cuantas mujeres ocupan puestos de jerarquía, deben tener una sobrecalificación frente a los mismos puestos ocupados por hombres. Todo eso pasa y no es ninguna novedad, pero el Observatorio de Género en la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires presentó los resultados de la encuesta “percepciones de la desigualdad de género en la Justicia de la Ciudad” y reveló que en el ámbito judicial se repite ese paradigma de la diferencia negativa.

El trabajo se hizo durante 2013 y participaron 1239 operadores y operadoras de todos los organismos de la Justicia de la CABA. El objetivo, según el Observatorio, fue “aportar a la identificación y erradicación de los sesgos de género” en el ámbito judicial.

“Nuestra expectativa es que de esta devolución puedan salir propuestas para mejorar la equidad del Poder Judicial, ver cómo estamos para ver de qué manera alcanzamos las metas que nos proponemos cumplir”, dijo Diana Maffía, directora del Observatorio de Género de la Justicia. Y agregó: “El Observatorio trabaja en pos de lograr relaciones más equitativas e integradoras. Este debe ser el objetivo de toda la justicia, pensar colectivamente cómo superar aquellos espacios que resultan conflictivos”.

De la presentación participaron Raquel Asensio, coordinadora de la Comisión sobre Temáticas de Género de la Defensoría General de la Nación; Nidia Marsero, responsable de la Unidad de Recopilación de Datos de la Oficina Mujer de la Corte Suprema; Eduardo Molina Quiroga, secretario ejecutivo del Centro de Formación Judicial. Respecto al primer eje, los resultados iniciales sugieren que para ocupar el mismo cargo, las exigencias educativas sobre varones y mujeres son diferentes: a igualdad de cargo, las credenciales educativas de las mujeres son mayores.

Según la investigación, “la cantidad de horas destinadas por las mujeres de 30 a 45 años al trabajo doméstico y de cuidado sumadas duplican el número de horas que dedican al trabajo remunerado. Como consecuencia, ellas son también quienes menos tiempo dedican al ocio y a la formación y quienes declaran la jornada semanal más extendida (113 horas)”.

Las sociólogas Roberta Ruiz y Beatriz Kohen, responsables del diseño y ajuste de las encuestas -abiertas, anónimas y virtuales-, presentaron las estadísticas. Y analizaron a la par lo que significan en su traslado a lo social. Para el organismo, la “información recopilada revela que existe una importante demanda por satisfacer en lo relativo a la formación en género por parte de las instituciones de educación superior y aquellas dedicadas a la capacitación profesional dentro de la justicia. Quienes han recibido capacitación en género, le otorgan un gran valor para el desarrollo de sus tareas en la justicia”.

Los resultados dicen que “aún en un contexto de relativa colaboración entre los miembros de la pareja, todavía recaen mayormente sobre las mujeres las responsabilidades domésticas y de crianza de los hijos/as. Esta limitante, impacta sobre las posibilidades de formación, herramienta clave en la construcción de la carrera laboral en el Poder Judicial”.

Maffía explicó la razón de ser de la encuesta: “Al planear políticas es necesario conocer las necesidades de cada organización. Esa es la razón de ser de estas estadísticas: planificar en base a lo necesario”.

Fuente: texto y foto publicados por Infojus Noticias (19/03/2014)