201403.20
0
0

Las ‘farmacias polirrubro’ ya pueden vender golosinas y bebidas en Capital Federal

Las cadenas de “farmacias polirubro”, aquellas que en Capital Federal además de medicamentos venden otros productos como golosinas, libros o DVDs, podrán a partir de mañana comercializar esa mercadería sin inconvenientes.

farmaciasEsto ocurrirá ya que entrará en vigencia el decreto 98/14 que firmó el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, la semana pasada, y que indica que la Ciudad será quien ejercerá “el poder de policía” sobre estos comercios, desplazando así al Gobierno nacional.
De este modo se complementará un decreto anterior lanzado por el Gobierno porteño (el 41/14) donde Buenos Aires afirmaba que haría uso de su autonomía para habilitar estos establecimientos dentro de su territorio, una postura contraria a la adoptada por el Gobierno nacional.
En esta resolución, se habilita a las farmacias a llevar adelante “otras actividades comerciales”, mientras “no interfieran con la venta de remedios”.
Con esto, de algún modo se pone un punto final a una vieja polémica que se había generado entre estas farmacias –que tienen como principal referente a Farmacity, aunque también aparecen cadenas como Vantage, Azul y Open Farma, entre otras–, y aquellas más tradicionales que se oponen al modelo “polirubro”.
Durante los últimos días, de modo preventivo estas cadenas habían retirado de la venta toda aquella mercadería que pudiera infringir la ley nacional, y pese a la vigencia de la resolución porteño.
El problema radicaba en que el primer decreto firmado por Macri (el 41/14) habilitaba la operatoria de las cadenas, aunque no especificaba si el control sobre qué venden correría por cuenta del Gobierno nacional o porteño. Este vacío legal luego subsanado con el decreto 98/14.
Mientras duró la incertidumbre se optó por retirar golosinas y libros de las estanterías, de modo de evitar cualquier tipo de inconveniente llegado el caso de que surgiera un control por parte de autoridades nacionales.
Si bien la disconformidad de las farmacias más tradicionales tiene ya un largo historial, el punto de inflexión más fuerte se dio en octubre pasado, cuando la resolución 1632/13 del Ministerio de Salud de la Nación –con lo que se reglamentó la Ley de farmacias 26.567 aprobada en 2009 en el Congreso– estableció que estos comercios sólo podrían vender medicamentos, productos de “higiene o estética” y otros con cualidades “profilácticas, desinfectantes, insecticidas” o similares.
Quienes siempre se mostraron a favor de estas restricciones fueron, sobre todo, la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) y el Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal. Por aquel entonces, destacaron que “esta reglamentación deja sin efecto el polirubro, como la venta de CD o golosinas”, aunque ahora esto quedó en la nada.
Esta normativa debía entrar en vigencia el miércoles de la semana última sólo en Capital Federal –el resto de las provincias no había adherido al régimen propuesto por la Nación–, pero sobre la hora la gestión de Macri decidió sacar sus propias reglas.

Fuente: texto publicado por El Cronista Comercial (9/03/2014)