201404.07
0
0

Impulsan un nuevo régimen penal juvenil y penas más duras para el uso de armas

Si se aprueba el proyecto del diputado kirchnerista Martín Insaurralde, la portación de armas no será excarcelable. Se equipararía con penas del robo agravado

Penal juvenilApenas habían pasado tres horas del pedido de Daniel Scioli al Congreso para que aumente las penas a quienes usan armas de fuego sin autorización cuando el diputado Martín Insaurralde se comunicó con el gobernador para presentarle su propuesta. El proyecto, que el ex intendente de Lomas llevará esta semana a la Cámara de Diputados, busca modificar el Código Penal para aumentar tanto las penas por tenencia de armas en lugares públicos que finalmente lo transforma en un delito no excarcelable.
Convertido en la voz del gobernador en el Parlamento, el diputado trabaja además en otro proyecto pedido este fin de semana por Scioli: un régimen penal juvenil. El tema, que durante la campaña electoral le provocó varios encontronazos con algunos de sus actuales compañeros de bloque, promete agitar a un Congreso por ahora aletargado.
La iniciativa que Insaurralde presentará esta semana propone aumentar las penas para quienes tengan armas en lugares públicos y eliminar las distinciones actuales entre tenencia y portación. La primera se refiere a quienes transportan el arma descargada y separada de sus municiones; mientras que la segunda consiste en la posesión de un arma cargada en condiciones de uso inmediato en un lugar público. Una distinción que para el diputado oficialista “no es sensata”.
“El problema no pasa solamente por el hecho de que el arma se lleve materialmente consigo o cargada o no, sino por la circunstancia de que la infracción se cometa”, aseguraron en su entorno. Por ello, la propuesta establece “prisión o reclusión de tres años y seis meses a ocho años y seis meses” para “la simple tenencia en lugar público” de armas de uso civil, de guerra o de “fabricación artesanal”, sin autorización legal. La pena correrá también para los casos en que la tenencia del arma se verifique en un vehículo que se encuentre en un lugar público.
La escala de sanciones propuesta por Insaurralde llevaría la tenencia ilegal de armas a penas similares a las que hoy prevé el Código Penal para delitos como el robo agravado (de tres a diez años); el homicidio bajo emoción violenta (de tres a seis años); la provocación de lesiones gravísimas que produzcan la pérdida de un sentido, de un miembro o de un órgano (de tres a diez años); o la portación de armas de guerra (de tres años y seis meses a ocho años y seis meses).
El proyecto solo prevé atenuantes para los tenedores autorizados, quienes recibirían condenas un tercio menores, y para los casos en que “resultare evidente la falta de intención de utilizar las armas portadas con fines ilícitos o cuando la tenencia ilegítima” no se haya producido en lugares públicos. Mientras que propone aumentar las penas (de cuatro a diez años) para quienes tengan antecedentes penales.

Fuente: texto publicado por Cronista Comercial (07/04/2014)