201404.24
0
0

Impulsan una ley de Contrato de Aprendizaje para capacitar a jóvenes

Se busca así generar un mecanismo de inserción laboral y formación a jóvenes entre 16 y 30 años. La normativa prevé que sea de cumplimiento obligatorio para las empresas y que la remuneración que perciban los beneficiarios sea pagada en un 50 o 60% por parte del Estado.

CapaEl diputado nacional de Unión por Córdoba Juan Schiaretti presentó un proyecto de ley con el que pretende generar un mecanismo de inserción laboral y formación para jóvenes de entre 16 y 30 años en empresas privadas.

La normativa prevé que sea de cumplimiento obligatorio para las empresas y que la remuneración que perciban los beneficiarios sea pagada en un 50 o 60% por parte del Estado (dependiendo de la cantidad de empleados que cada una tenga) y el resto lo abone obligatoriamente la representante del sector privado.

Además, para garantizar la agilidad y seguridad a las empresas en lo relativo al cobro del subsidio del Estado, se autorizará el descuento de la parte correspondiente al mismo mensualmente cuando liquidan y pagan las cargas sociales a la AFIP, donde deberán registrarse los contratos correspondientes.

El joven que acceda al Programa deberá realizar cuatro horas diarias de práctica o veinte semanales, percibiendo por ello la parte proporcional del Salario Mínimo, Vital y Móvil, contando con seguro de cobertura médica y de responsabilidad civil. La cantidad de horas diarias podrán ampliarse hasta ocho y cuarenta semanales, mediante acuerdo de partes, siempre que los beneficiarios sean mayores de 18 años y reciban una mayor remuneración proporcional, a cargo de la empresa.

Para fundamentar el proyecto, Schiaretti calificó de “dramática” la situación del empleo en los jóvenes. “Entre 16 y 24 años tenemos en Argentina unos 315 mil desempleados, a los cuales hay que sumarles otros 815 mil que ni trabajan ni buscan trabajo, los denominados ni-ni. Ambos fenómenos se concentran mayoritariamente en los segmentos más humildes de la población. Las cifras se agigantan si incluimos a los jóvenes entre 24 y 30 años, donde 144 mil buscan trabajo y no consiguen, y otros 550 mil están en situación de ni-ni. O sea que tenemos casi 1,8 millones de jóvenes entre 16 y 30 años sin empleo”, consideró.

“Que los jóvenes ingresen al ámbito productivo es la mejor opción para ellos y para toda la sociedad. Pero esto no se va a lograr de manera espontánea. Se necesita, por un lado, la decisión del Estado y, por el otro, el compromiso y la responsabilidad de las empresas. El desafío es tan grande que se necesita sumar el esfuerzo de ambos, procurando compensar la debilidad y vulnerabilidad que sufren los jóvenes, con regulaciones que faciliten y promuevan su entrada a las empresas”, dijo el exgobernador de Córdoba.}

Fuente: texto publicado por Parlamentario.com (23/04/2014)