201405.06
0
0

El Gobierno avanzará en Diputados con la reforma del Código Civil

La cámara baja avalará el proyecto aprobado en el Senado y los temas polémicos se discutirían en iniciativas particulares. Qué otras propuestas se analizan

IprofesionalEl sector del kirchnerismo que pretende modificar la reforma del Código Civil –ya aprobada en el Senado– no lo podrá hacer ya que la mayor parte del Frente para la Victoria a favor de mantener las exigencias de la Iglesia, el tratamiento será retomado este mes en Diputados con el objetivo de convertirla en ley.

En todo caso, eventuales cambios se discutirán por separado, con nuevos proyectos, según adelantó una alta fuente del bloque oficialista al diario Clarín, para darle sanción definitiva a una de las cinco reformas jurídicas pedidos por el Gobierno a su tropa legislativa hasta el final del mandato de Cristina Kirchner.

El pedido que bajó desde el Ministerio de Justicia comprende la sanción de cuatro Códigos, como enunció la Presidenta en su discurso al abrir el año parlamentario: el Código Civil, el Penal, el de Procedimiento Penal y el Contencioso Administrativo, cada uno con sus controversias de fondo.

Y como quinto punto el Digesto Jurídico, un trabajo de depuración de la normativa vigente. Cristina había descontado que “éste será un año de codificadores”, aunque por los contratiempos para avanzar, en especial con el nuevo Código Penal a partir de la campaña en contra que instaló Sergio Massa, el plazo para intentar aprobarlos quedó extendido a 2015.

Durante 2013 insumió buena parte de su energía con el paquete de proyectos de la pretendida “democratización” de la Justicia, que sancionó con los números justos (y escándalo incluido en Diputados, con botellazos y amagues de trompadas) y en su núcleo fue tumbada por la Corte Suprema, al considerarla inconstitucional o inaplicable. Su proyecto central era la reforma del Consejo de la Magistratura, y fue de las últimas batallas legislativas del kirchnerismo y también una de las más fuertes de la década, según algunos legisladores comparable a la de la resolución 125, agregó Clarín.

De los cuatro actuales el único que llegó al Congreso fue el Civil y Comercial, aprobado en el Senado con polémica por la redacción sobre el inicio de la vida y otras concesiones a la Iglesia. El Código Penal pasó a discutirse en las universidades con el objetivo de “recomponer fuerzas” luego de que hiciera efecto el rechazo de Massa. En cuanto al de Procedimiento Penal, el Ejecutivo anunció que enviará un texto propio el mes próximo. Y el Contencioso Administrativo tendrá controversias atadas al proyecto para eliminar la responsabilidad civil del Estado, ya aprobado en Diputados.

El kirchnerismo también impulsará el juicio por jurados, una vieja deuda constitucional. Y en paralelo avanza en el Senado con la designación de más de 300 conjueces afines al Gobierno, una maniobra cuestionada por todo el arco opositor. “Hay marchas y contramarchas y visiones contradictorias. Fue auspiciosa la modificación de la Corte y después la ridiculizaron. Quisieron disciplinar el Poder Judicial y politizarlo, con un mamarracho que fracasó. Cristina frena las ternas por concurso y abusa con el nombramiento de conjueces amigos”, aseguró el radical Manuel Garrido, ex fiscal.

“El Poder Judicial reconoció la necesidad de su democratización, y lo expuso el propio presidente de la Corte”, insistió Diana Conti, que pese a la fallida reforma ponderó el “debate” que generó y el surgimiento de la agrupación Justicia Legítima. “Si quieren venir por la Justicia van a tener un freno en la comisión, hasta ahora los temas son razonables”, advirtió la macrista Patricia Bullrich, titular de Legislación Penal en Diputados.

Fuente: texto y foto publicados por iProfesional (05/05/2014)