201405.07
0
0

Nuevo Código Procesal Penal: Con los seis primeros artículos ya definidos

Los distintos bloques consensuaron en comisión el núcleo constitucional y “los principios fundamentales” de la propuesta.

Página12La Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados definió ayer los seis primeros artículos del anteproyecto del nuevo Código Procesal Penal (CPP), que constituyen el núcleo de la iniciativa que propone, entre otras modificaciones, la oralidad de todo el proceso, la investigación a cargo de la fiscalía y la implementación de juicios por jurado. La comisión también aprobó el cronograma de las audiencias públicas que se realizarán en La Plata, Córdoba, Rosario y la ciudad de Buenos Aires. En paralelo, la comisión también decidió avanzar en los proyectos sobre juicios rápidos y abreviados para los casos de flagrancia y sobre violencia deportiva, donde alguno de ellos propone considerar a las barras bravas como una asociación ilícita.

“Sin la intención de convertir esto en una carrera, vamos a avanzar lo más rápido posible”, sostuvo la presidenta de la comisión en la Cámara baja, la macrista Patricia Bullrich, en relación con la decisión del Senado de comenzar en paralelo el debate sobre el CPP. Y al menos ésa parece ser también la predisposición de la bancada de diputados del oficialismo.

Ayer presentaron la redacción de los primeros 6 artículos (de los 350 que, se estima, tendría el CPP) que consensuaron los distintos bloques y que representan el núcleo constitucional y “los principios fundamentales” del proyecto del nuevo Código.

El capítulo de Principios y Garantías Procesales establece el Juicio Previo (nadie puede ser condenado sin este proceso), el artículo 2º establece como “principios rectores del proceso” la igualdad entre las partes, oralidad, publicidad, contradicción, concentración, inmediación, simplicidad y celeridad, y además que todas las audiencias deben ser públicas salvo las excepciones previstas en el CPP. Así como el principio de inocencia, el derecho a no autoincriminarse, la “persecución única” (por la cual nadie puede ser condenado dos veces por el mismo hecho) y el derecho “inviolable e irrenunciable” a la defensa.

El trabajo en comisión continuará con la redacción de los próximos 43 artículos, sobre la base del proyecto que presentó el ex diputado del Frente para la Victoria y actual ministro de Justicia de Río Negro Oscar Albrieu, y en cuya “actualización” también trabaja el oficialismo en varios ámbitos y defenderá finalmente en el recinto. La comisión, en tanto, decidió modificar su funcionamiento para intentar avanzar rápidamente en el borrador final, entre otras cosas para redactar todos los artículos en los que haya acuerdo y abrir el debate del pleno de sus integrantes para aquellos en los que haya disidencias.

Los diputados que integran la comisión también aprobaron el cronograma para las audiencias públicas con las que buscarán incluir en la discusión a otros ámbitos y que oficiarán de convocatorias regionales: el 3 de junio en La Plata, el 3 de julio en Córdoba, el 8 de agosto en Rosario y el 8 de Septiembre en la ciudad de Buenos Aires. A ellas serán invitados “los representantes de los tribunales superiores, los titulares de las cátedras de Derecho Penal de todo el país, los colegios de abogados y estará abierta la inscripción para todas las ONG interesadas”.

Con la idea de imprimirle dinamismo al trabajo, los diputados decidieron desdoblar la tarea para analizar otras iniciativas que podrían ser incorporadas al nuevo CPP y serán examinadas antes por asesores. Entre ellas, el proyecto que introdujo Bullrich con el respaldo de algunas bancadas opositoras para incorporar el juicio rápido y abreviado para aquellas personas sorprendidas in fraganti en algún hecho delictivo. Igual metodología recibirán distintas iniciativas de diversos orígenes políticos sobre la violencia en espectáculos deportivos, la mayoría vinculadas con el fútbol. Algunas proponen la “corresponsabilidad” de los dirigentes de los clubes con el accionar de las barras violentas. Mientras que otras, como la del diputado bonaerense del FpV Martín Insaurralde, definen a las barras bravas como una “asociación ilícita”.

Fuente: texto y foto publicados por Página12 (07/05/2014)