201405.12
0
0

Con un homenaje, despidieron a Carmen Argibay

Los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, funcionarios, juristas, familiares y amigos le rindieron homenaje a la fallecida jueza Carmen Argibay en la puerta del Palacio de Tribunales, donde destacaron su trayectoria y su personalidad.

Ambito“Vamos a seguir luchando por la independencia del poder judicial”, enfatizó el titular del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti.

En el hall del Tribunales, el presidente de la Corte señaló: “Carmen no es sólo Carmen, es un conjunto de principios morales y de políticas de Estado. En estos momentos, lo importante es recordar que en las instituciones estamos transitoriamente. No dependen de nosotros. Les damos todo lo que podemos. A veces, como es su caso, las instituciones nos devuelven mucho”.

Mientras concluía el velatorio de Argibay, Lorenzetti pronunció un emotivo discurso, después de unas palabras del presidente de la Asociación de Magistrados, Luis María Cabral, y de la jueza de la Corte, Elena Highton de Nolasco.

Junto a ellos estuvieron los también integrantes del Tribunal Carlos Fayt, Enrique Petracchi, Raúl Zaffaroni y Juan Carlos Maqueda, además de juristas y amigos y familiares de Argibay, que falleció el sábado tras varios días de internación, debido a una afección pulmonar.

“La Corte Suprema ha pasado muchas situaciones difíciles, pero se hizo fuerte gracias a la unidad que teníamos. Ella fue un factor fundamental”, destacó Lorenzetti y aseguró: “La Corte seguirá la misma linea, lo que importan son los principios no las personas”.

Antes, Highton de Nolasco definió a Argibay como una “pionera, no solo en Argentina, (sino) en el mundo”, de la defensa de los derechos de la mujer.

“Desde que la conocí militaba por los derechos de la mujer, mucho antes de que se hablara de cuestión de género”, apuntó.

Antes del homenaje, el presidente de la Corte dialogó con periodistas y sostuvo que “el legado de Carmen para el Poder Judicial y para la sociedad es muy importante” y la definió como “una gran luchadora para que la mujer tenga un lugar como el que se merece, igualitario”.

Señaló que Argibay “quería mucho a la función pública y al Poder Judicial” y destacó especialmente la relación entre ambos.

“Hemos estado muy unidos, ella siempre me apoyó en todo lo que yo decidía como presidente de la Corte y hemos tenido una unidad de pensamientro y de acción en la función pública muy estrecha. Y ese apoyo yo lo voy a extrañar”, sostuvo Lorenzetti.

Reveló que Fayt apodaba a Argibay “la reina de los hoyuelos”, por su sonrisa, y agregó: “Es una gran emoción, estamos todos muy afectados”.

Lorenzetti también destacó el trabajo de la jueza en la reformulación del Cuerpo Médico Forense, “una institución que estaba muy caída y desde que ella asumió en la Corte (el 3 de febrero de 2005) es otro”.

Referentes de todo el arco político lamentaron el fallecimiento de la magistrada, a quien destacaron como una de las juristas “más importantes y reconocidas” del país.

La ministra de la Corte Suprema falleció este sábado a las 14.05, luego de permanecer diez días internada en terapia intensiva debido a un paro cardiorespiratorio en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento, en el barrio porteño de Recoleta.

Argibay, jurista de prestigio internacional, fue la primera mujer en ser nominada por un gobierno democrático para integrar el más alto tribunal de justicia de Argentina, en la presidencia de Néstor Kirchner.

El máximo tribunal quedará compuesto ahora por seis miembros, lo que no supone una vacante, ya que la ley establece que la Corte debe estar integrada por cinco miembros.

Fuente: texto y foto publicados por Ambito Financiero (11/05/2014)