201407.16
0
0

Bancos suman cargos a clientes para afrontar las trabas del BCRA

Afectados por el encarecimiento de los costos y el atraso en los pagos de sus clientes, los bancos buscan ahora sobrevivir a la regulación del Central con el traslado de nuevas comisiones a particulares, pedidos de aumentos de productos básicos cada vez más numerosos al Central (que hasta el momento no reciben la autorización oficial) y subas en los cargos que cobran a empresas por la prestación de otros servicios.

bancos-argentinosAlgunas entidades anunciaron en estos días que empezarán a cobrar los avisos que hacen a sus clientes para reclamarles por las demoras de los pagos de sus créditos. El costo de estos recordatorios, que jamás había sido trasladado a los particulares, se aplicará a aquellos “que incurran en mora y se vean afectados por el proceso de recupero”; y es sólo un ejemplo entre los múltiples efectos que provocaron en el mercado las trabas que impuso el Central durante los últimos meses.

“El Gobierno tapó la canilla. Y de alguna manera hay que trasladar los encarecimientos que sufrimos en toda la estructura de costos”, advirtieron ayer a este diario desde la tesorería de una entidad.

Como mecanismo de supervivencia ante la regulación, las entidades pueden trasladar cualquier cargo que sea justificable y que tenga una prestación efectiva y siempre y cuando se trate de productos y servicios destinados a los segmentos más altos. Es lo que explica que los ejecutivos opten por hacer más pronunciados los aumentos sobre las comisiones que cobran a los clientes de mayor poder adquisitivo y a las empresas.

El resumen de cuenta de una entidad informó esta semana que, a partir de ahora, se retendrán $ 13 a los clientes que se atrasen en el pago de un crédito por cada llamado telefónico que realice el call center para hacer el reclamo o el recordatorio; $ 21 por cada carta con acuse de recibo que se envíe con ese mismo fin; $ 3 por cada carta simple; $ 0,30 por cada sms; y $ 0,33 por cada mensaje de voz. Actualmente casi todos los bancos tienen tercerizada la gestión de recupero, por lo que pueden argumentar ante el Central que estos nuevos cargos que cobran a sus clientes son proporcionales a las tarifas que ellos mismos deben afrontar.

Con esto, las entidades pretenden sobrevivir a los topes y prohibiciones que les impusieron las últimas normativas del Central: principalmente, el tope a las tasas de interés de los créditos personales, prendarios y a través de tarjetas, y el impedimento a ajustar comisiones de servicios básicos sin la aprobación previa del organismo.

La comunicación A 5.591 dispuso que no se autorizarán aumentos de comisiones de los productos y/o servicios financieros considerados básicos respecto de las vigentes durante el año 2013 superiores al nivel que la institución determine, independientemente de la cantidad de revisiones que se efectúen en el período.

Los banqueros pretenden trasladar los incrementos de costos que percibieron en los últimos meses por los efectos de una inflación ya cercana al 40% anual que afecta a todos sus insumos; una suba de tasas de interés que encareció el dinero que toman de los ahorristas y un cierre de paritarias que dejó aumentos del 29% en los sueldos de los empleados bancarios.

Fuente: texto publicado por Ambito Financiero (16/07/2014)