201407.30
0
0

Por pelearse por sus hijos, tienen que leer "El Principito"

Así lo ordenó un juez de familia rosarino a una expareja. Durante esos encuentros literarios, los padres de dos hijos, que se separaron en pésimos términos entre acusaciones cruzadas de maltratos, estarán supervisados por una trabajadora social.

InfojusLa disputa legal por la tenencia de los dos hijos varones, de 12 y 6 años, de un matrimonio rosarino incluyó denuncias de violencia cruzadas y de desatención de los menores. También peleas por el lugar de residencia y los cuidados que cada uno de los progenitores proveía y el otro no. La causa fue tramitada en los tribunales de familia rosarinos y acaba de tener una novedosa resolución. El juez de Familia de ese distrito, Ricardo Dutto, dispuso que los ex cónyuges concurran durante un mes, una vez por semana a los tribunales para leer: la Convención sobre los Derechos del Niño (desde el artículo 1° al 31°) y las obras literarias “Ética para Amador” de Fernando Savater y “El Principito” de Antoine de Saint Exupery.

La resolución fue tomada para que los padres de los chicos tengan “mayor comprensión del significado y reconocimiento de sus hijos menores como persona, la aceptación de sus necesidades y la defensa de los derechos de quien no puede ejercerlos por sí mismos, como forma de exigencia mínima de entendimiento de la crianza, educación y orientación de aquellos”.

Durante esos encuentros literarios, la pareja, que se separó en pésimos términos y tuvo acusaciones cruzadas de maltratos, estará supervisada por una trabajadora social. Luego de finalizado ese primer mes de lecturas y “con el auxilio de un acompañante idóneo que dependa del Estado se reprogramará fuera del ámbito tribunalicio”, agrega el fallo que también aclara que todos los ejemplares estarán a disposición en la biblioteca en la Sala de Trabajo Social.

N.L. C y C. P. estuvieron en pareja y tuvieron a sus dos hijos que hoy tienen 6 y 12 años. Tras la separación se inició una disputa legal por el lugar de residencia de los chicos y la tenencia de los menores. Tras varias idas y vueltas y escuchando la voluntad de los menores y con los informes de psicólogos y defensores de los menores, Dutto resolvió, junto a las lecturas, otorgar el cuidado provisional del mayor de los chicos al padre y que el menor, permanezca con la madre. También ordenó que este nene fuera con su madre a los encuentros programados en la Sala de Trabajo Social y que prosigan con la ayuda terapéutica pertinente.

Fuente: texto y dibujo publicados por Infojus Noticias (28/07/2014)