201408.05
0
0

Defensa del consumidor: Corte hace números para pagar nuevo fuero

Mientras el Congreso debate fuero para consumidores

AmbitoEl Gobierno envió al Congreso el proyecto que establece la creación de un fuero dedicado a causas de defensa del consumidor. La presentación se realizó la semana pasada en la Casa Rosada y allí, al igual que en el Ministerio de Justicia, creen que el proyecto podría lograr el apoyo de parte de la bancada opositora.

El oficialismo ha cambiado la táctica al momento de emprender reformas en el plano judicial. El proyecto que esta semana ingresará al Congreso fue compartido previamente con las distintas agrupaciones que animan la política de los abogados donde tuvo buena recepción. El país será pionero en ese ámbito: actualmente sólo Brasil ha desarrollado algunas cuestiones referidas a la defensa del consumidor. Cristina de Kirchner había mencionado el tema en la apertura de la Asamblea Legislativa y desde ese entonces intervinieron el viceministro Julián Álvarez; el secretario de Comercio, Augusto Costa, y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

El proyecto también fue remitido previamente a los tribunales, de ahí la presencia del jefe del gremio de jueces, Luis María Cabral, en primera fila en el acto en el cual Álvarez anunció la creación de un fuero dedicado a las cuestiones de defensa del consumidor.

Cabral, desde la Asociación de Magistrados, ya había propiciado algunos trabajos sobre ese tema que también interesan a Ricardo Lorenzetti. De hecho, el presidente de la Corte también leyó el paper inicial.

No es un dato menor si se considera que se trata de un issue siempre presente en los discursos de Lorenzetti. El debate legislativo avivará otras discusiones más espesas dentro del Poder Judicial, como por ejemplo, que si puede haber un fuero para la defensa del consumidor o para los temas tributarios, ya es hora de iniciar una instancia judicial focalizada en narcotráfico. Idea que tiene adeptos entre los principales jueces federales del norte del país, que ha calado entre algunos exponentes de la política, pero a la que también se le señalan inconvenientes de tipo estructural.

Por cierto: si bien la creación de un fuero de consumidores tiene varios adeptos en el máximo tribunal, una vez más la clave de su destino estará centrada en los recursos necesarios para ponerlo en funciones, ya que según el reglamento todos los tribunales que el Ejecutivo instaure deberán financiarse con aportes del Tesoro, que deben ser girados al Consejo de la Magistratura.

El antecedente reciente de la Cámara de Casación penal ordinaria guarda algunas alarmas, ya que siguió un proceso similar al que se prevé para el nuevo fuero: se aprobó en el Congreso, se concursaron los cargos, éstos fueron avalados en el Senado y hasta el momento esos jueces no entraron en funciones por falta de la infraestructura necesaria. El Gobierno todavía debe girar una partida de 70 millones de pesos para el primer año de ese tribunal.

Sin embargo, en el Ministerio de Justicia creen que esta vez será distinto porque el Gobierno ya tendría en sus planes el edificio en el cual funcionarían esas nuevas dependencias, lo que hará garantizar tiempos más veloces.

Por su parte, la Corte celebrará hoy su primer acuerdo tras la feria invernal. Además de los aspectos netamente judiciales, se iniciarían allí algunas conversaciones sobre la situación financiera del Poder Judicial que vuelve a ser comprometida si la Corte mantiene su decisión de no girar fondos al Consejo de la Magistratura, organismo colegiado que paga el 90% de los sueldos del Poder Judicial.

Si el máximo tribunal mantiene su política de austeridad, la salida más probable sería contar con fondos del Tesoro, lo cual implicará una compleja negociación entre la Corte y la oficina de Jorge Capitanich.

Fuente: texto y foto publicados por Ambito Financiero (05/08/2014)