201408.20
0
0

Presentan proyecto de ley para regular las compras por Internet

La iniciativa del salteño Guillermo Durand Cornejo busca proteger al consumidor en contratos celebrados a distancia. Entre otros puntos, le da un plazo de hasta catorce días para desistir de un producto o servicio contratado.

parlamentarioEl diputado nacional Guillermo Durand Cornejo (PCP-Unión Pro) presentó un proyecto de ley para fortalecer los derechos del consumidor en las transacciones electrónicas que año a año se multiplican en nuestro país sin que estén completamente adaptadas a la era digital por la que transitamos.

El proyecto pretende regular puntos como la información punto a punto que debe brindar el comerciante, el contrato a firmarse y establece catorce días para que el consumidor pueda desistir del contrato a distancia, sin indicar el motivo y sin incurrir en ningún coste adicional.

En cuanto a la información que debe brindar el comerciante el proyecto establece que deben estar especificadas de forma clara y precisa la identidad del comerciante, las características del producto o servicio, el precio total, los procedimientos de pago y entrega y el compromiso de asegurar la adecuada garantía, entre otros puntos.

El contrato celebrado a distancia a su vez debe expresar un consentimiento de pago de parte del consumidor y el comerciante debe brindar una confirmación del pago en soporte digital y, una vez se entrega el bien o comienza la prestación del servicio, también en soporte papel.

Para el desistimiento de un producto o servicio, el proyecto prevé que el consumidor tenga catorce días que corren desde el momento en que se hace entrega del bien, en el caso de los productos y, en el caso de prestación de servicios, desde el día de la celebración del contrato. Sin embargo, si el comerciante no ha facilitado al consumidor la información sobre el derecho de desistimiento, el período de este se extenderá a 3 meses.

El proyecto también contempla que el consumidor entregue los bienes dentro de las 72 horas a partir de la remisión del formulario indicado y los costos de envío estarán a su cargo. Por su parte, los comerciantes deberán reembolsar a los consumidores el dinero del producto en un plazo de 72 horas a partir del desistimiento, sin que esto incluya los gastos de entrega.

El proyecto establece excepciones para el derecho a desistimiento en ciertos casos, como cuando el producto puede deteriorarse con rapidez o como cuando el precio del producto o servicio depende de las fluctuaciones del mercado financiero que el comerciante no puede controlar.

“Es un deber del Estado, el poder garantizar por medio de sus resortes, mecanismos solventes y eficientes de protección de Derechos del Consumidor”, consideró el legislador nacional.

El proyecto mencionado se presenta en un contexto donde cada vez más los argentinos recurren a internet para adquirir productos y servicios. Sin ir más lejos, la Cámara Argentina de Comercio Electrónico señala que el comercio electrónico en el país creció durante el año 2013 un 48,5% respecto al año anterior. Esto fue alcanzando ventas por 24.800 millones de pesos (excluyendo IVA), 23.000 millones bajo la modalidad empresa a consumidor (Business to consumer o B2C) y 1.800 millones en operaciones entre consumidores (Consumer to consumer o C2C).

Los compradores en línea en 2013 han llegado a representar el 38,8 % de los usuarios de Internet, es decir, más de 12 millones de personas. Un dato complementario de la relevancia de internet en el comercio es que, además de las operaciones que se realizan enteramente en línea, más de un 73,4% de los usuarios consultan regularmente en la web para analizar sus opciones de compra en el mundo físico.

Fuente: texto y fotos publicados por Parlamentario.com (18/08/2014)