201408.21
0
0

La deuda de un privado puede ser borrada de los archivos públicos

Un juzgado porteño ordenó al gobierno de la Ciudad eliminar de todos los archivos públicos los datos de una deuda de ABL que tenía una vecina. Cómo se aplicó el habeas data contemplado en la ley nacional 25326.

InfojusUn juzgado porteño ordenó al Gobierno de la Ciudad eliminar de los archivos públicos los datos de una deuda. La demanda fue iniciada por la propietaria de un departamento en el barrio de Caballito sobre el que pesaba un juicio por ABL y Contribución Territorial ya prescripto.

La orden la dio el titular del juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario número 2 de la Ciudad de Buenos Aires, Roberto Gallardo, en respuesta a una acción de habeas data iniciada por la dueña del inmueble.

El habeas data está contemplado en la ley nacional 25326 y empodera “la protección integral de los datos personales asentados en archivos, registros, bancos de datos, u otros medios técnicos de tratamiento de datos, sean éstos públicos, o privados destinados a dar informes, para garantizar el derecho al honor y a la intimidad de las personas, así como también el acceso a la información que sobre las mismas se registre”.

En su fallo el juez consideró afectado el derecho constitucional de la demandante por la imposibilidad de inscribir la sucesión de su difunto marido por aparecer en los registros que el inmueble en cuestión tiene una deuda de impuestos pendiente.

La deuda surgió por las cuotas impagas de ABL y Contribución Territorial correspondientes a los años 1994 a 1998, de un plan de facilidades de pago suscripto por una tercera persona cuyo vínculo con el inmueble es desconocido por la propietaria.

El plan de pagos no fue cancelado y el Gobierno de la CABA inició una demanda, pero como la mujer desconocía la existencia del plan el juez consideró que no era lícito cobrarle: la propietaria pidió que se declare judicialmente la prescripción de los registros de deuda que mantienía con el Gobierno y su reclamo fue escuchado.

El juez afirmó que “habiendo transcurrido más de quince años desde el último período reclamado, cabe concluir que el plazo de prescripción quinquenal que rige en el caso de autos conforme lo dispuesto en el Código Fiscal aplicable, se encuentra largamente excedido”.

Habeas data y nuevas tecnologías

El debate contemporáneo por el derecho a la privacidad de los datos personales pasa por internet. En mayo se realizó en la Corte Suprema de Justicia de la Nación una audiencia pública para tratar la responsabilidad de los buscadores de internet. Fue convocada a partir de la demanda de la modelo María Belén Rodríguez contra Google, porque al poner su nombre en el buscador de la empresa, éste se vinculaba con páginas web pornográficas. Fue la primera vez que se realizó una sesión pública por este tipo de casos donde la jurisprudencia es muy diversa.

Entre los amicus curiae de la Corte que hablaron en la audiencia expuso el especialista en informática Raúl Martínez Fasalari y el constitucionalista Andrés Gil Domínguez. El segundo propuso implementar una forma del “habeas data” que denominó “habeas internet, mediante la cual se le imponga a los motores de búsqueda que desarrollen un procedimiento para informarle a cualquier afectado acerca de la afectación”.

En referencia al caso de la modelo, el Director Nacional de Protección de Datos Personales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Juan Cruz González Allonca escribió opinó en Infojus Noticias que “el desarrollo de las actividades de los buscadores en Internet involucra dos derechos humanos indispensables en la vida democrática moderna: el derecho a la información y el derecho a la protección de datos personales. El éxito en su aplicación práctica depende de una interpretación equilibrada de los mismos, de forma tal que no se imponga uno sobre otro, sino que interactúen”.

Fuente: texto e ilustración publicados por Infojus Noticias (18/08/2014)