201409.26
0
0

Avanza la modificación de la ley de genéricos

La Comisión de Salud dio dictamen a proyectos de ley que le ponen límites a los precios de los medicamentos. Los médicos no podrán prescribir medicamentos por nombre comercial, la prescripción solo será por genérico o denominación común argentina.

parlamentarioEn la Comisión de Comisión de Salud Pública y Acción Social de la Cámara de Diputados de la Nación que preside la diputada Andrea García se aprobó la modificación de la Ley 25.649, por dictamen de mayoría, la modificación al artículo 2 de la ley de medicamentos genéricos, obligando a la utilización solo del nombre genérico o denominación común argentina a la hora de prescribir una receta.

Se incorporó además una modificación al artículo 3 de la misma ley donde se establece que si la prescripción no se realiza por nombre genérico, la receta carece de valor para autorizar el expendio del medicamento y también para ser abonada por organismos de seguridad social, obras sociales, medicina prepagas u organismos del Estado.

La diputada nacional Andrea García señaló que “es un paso importantísimo haber aprobado en nuestra comisión la modificación de la ley de genéricos, puesto que será el ciudadano quien pueda elegir según el precio del medicamento. Esta ruptura con el modelo histórico que a los pacientes nos dejó prisioneros de intereses económicos hegemónicos, busca transparentar el mercado de los medicamentos y fundamentalmente que los argentinos tengamos mayor acceso a los mismos pudiendo adquirir el medicamento más barato.

También se obtuvo dictamen por mayoría a la modificación del artículo 19 de la ley 17.132 de ejercicio de la medicina, sobre receta médica electrónica, impulsada por la diputada Andrea García.

La obligatoriedad del uso de la Receta Electrónica para médicos y odontólogos con la validación del Ministerio de Salud de la Nación, además de evitar los errores en el tipo de medicamento y/o dosis y/o tratamiento por ilegibilidad, genera un instrumento seguro para el paciente, para el seguimiento de la patología, evita abusos que desfavorecen y desfinancian a las obras sociales, evita falsificación de recetas consumo indebido y fundamentalmente permitirá que sean los organismos del Estado los que cuenten con la información sobre los medicamentos que consumen los argentinos.

Fuente: texto y foto publicados en Parlamentario.com (24/09/2014)