201409.30
0
0

Reforma del Código Civil: Postura del CPACF

El Colegio Público de Abogados advierte, ante la inminente aprobación por Diputados de la Reforma del Código Civil, que éste resultará en una ley sin los debates que la Democracia impone y a libro cerrado; con el antecedente que en el Senado fue aprobado por legisladores deslegitimados que terminaban su mandato días después, y ahora por diputados que se incorporaron luego de disuelta la Bicameral.

códigosSu aprobación express se agrega a una serie de iniciativas del PEN o sus legisladores, que atentan contra la Seguridad Jurídica y la Abogacía.

Sin olvidar la Reforma Judicial (detenida por el fallo “RIZZO”), los Abogados sufrimos persecución en ANSES la que cercena legítimos derechos a trabajar y representar a nuestros clientes; el proyecto de Wado De Pedro (entre otros diputados de FPV) de otorgar la matrícula federal a una entidad de 2º grado en vez de hacerlo a sus legítimos titulares, los Colegios de Abogados. Ahora se aprobará la Reforma ignorándose las críticas formuladas desde entidades científicas y profesionales. El CPACF remitió a cada Senador y Diputado más de 700 fs de objeciones.

A simple título enunciativo son algunas:

– No se aclara el inicio de la vida humana, con una referencia lábil de concepción sin definirla; ni resuelve la cuestión de los embriones crioconservados.

– Desaparecen las causales del Divorcio, reglándose un régimen sin reclamos para los cónyuges.

– Los pactos prenupciales no son tales, sino una simple denuncia de los bienes que cada cónyuge aporta a la sociedad conyugal.

– No se protegen derechos a la tierra de los Pueblos Originarios ni el acceso al agua potable para todos los argentinos.

– Las obligaciones en moneda extranjera se pesifican, lo que aparejará graves inconvenientes atentos los varios tipos de cambio.

Es por todo ello que exhortamos a los diputados a que actúen con la responsabilidad necesaria procediendo a la postergación e iniciando los debates ignorados, ya que el Código Civil es un instrumento que debe permanecer fuera de mezquindades partidarias, debiendo surgir de un amplio consenso, puesto que tendría que regir a los argentinos, mínimamente, por un siglo.

Fuente: texto publicado por CPACF (29/09/2014)