201505.08
0
0

Impulsan una ley de jubilación anticipada

El requisito sería tener 30 o más años de aporte, estar desempleado y tener 60 años en el caso de los hombres y 55 en el de las mujeres.

jubilacionJulio Cobos presentó un proyecto de ley de jubilación anticipada a través del cual se propone beneficiar a aquellos que tienen los años de aporte pero aún no tienen la edad para jubilarse.

El legislador explicó que “hay adultos mayores que por razones de causa mayor, como accidentes, discapacidad, entre otras, bruscamente deben prescindir del trabajo que se encontraban realizando”. “Por eso, debemos permitir que aquellos que estén en esta situación y no puedan cumplir con el requisito de la edad pero que tienen 30 años o más de aporte, puedan obtener el mismo beneficio que un jubilado, reducido en un 50 por ciento. Esto hasta que alcancen la edad requerida para acceder a la totalidad del haber”, precisó.

El proyecto prevé que tendrán derecho a la prestación aquellas personas que cumplan los siguientes requisitos: haber cumplido 60 años en el caso de los varones o 55 años para las mujeres; acreditar 30 años de servicios con aportes computables en uno o más regímenes jubilatorios comprendidos en el régimen de reciprocidad; y, además, acreditar encontrarse en situación de desempleo.

De acuerdo a la iniciativa, el monto del haber que percibirán los beneficiarios de la jubilación anticipada será el equivalente al 50 por ciento del correspondiente al beneficio de jubilación al que tendrá derecho al cumplir la edad requerida de acuerdo a la ley 24.241.

Al momento de cumplir con el requisito de la edad percibirá automáticamente el 100 por ciento del haber y si falleciere el beneficiario, la jubilación anticipada generará derecho a pensión ordinaria.

Cobos explicó que “actualmente la discusión sobre la legislación previsional puso blanco sobre negro en la necesidad de adaptar las condiciones de acceso y goce de una prestación, en función de las variables económicas y sociales que ocurren”.

“No cabe duda que todos tenemos derecho a una vida y una vejez digna. Por tal motivo, se les brinda, mediante una moratoria, la posibilidad a aquellos que no pueden cumplir con los requisitos para que puedan regularizar su situación y obtener la jubilación”, añadió.

El diputado nacional sostuvo que “esta propuesta está en sintonía y directamente vinculado” con el proyecto presentado la semana pasada sobre la modificación del cálculo del haber jubilatorio inicial que toma los mejores diez años de aporte y no los diez últimos.

“La sanción e implementación de ambas normas persigue el objetivo de contar con una política previsional sensible a la realidad de quienes han aportado durante toda su vida”, concluyó Cobos.

Fuente: texto publicado por Parlamentario.com (6/5/2015)

Seleccionado por Editorial Erreius