201507.01
0
0

AFIP no cedió a pedidos y rige la factura electrónica

afip baeAunque muchos contadores todavía hasta ayer se agarraban la cabeza porque consideraban que no tuvieron suficiente margen de tiempo para adaptar los sistemas contables de sus clientes, desde hoy regirá la nueva modalidad de factura electrónica, que evitará costos de impresión y distribución y hará más efeciente el proceso de cobranza.

Se calcula que serán unos 200 mil los contribuyentes que adoptarán el régimen nuevo, mientras que una cifra similar ya la utiliza. Todos los Responsables Inscriptos en el IVA y algunas categorías de monotributo estarán obligados a emitir facturas electrónicas, salvo que utilicen controladores fiscales o impresoras fiscales (como sucede con los comercios de venta al público). En cuanto a las Pymes inscriptas en el monotributo, solo incluye a aquellas con categoría H o superior (que facturen más de $ 240.000 anuales).

La digitalización de las facturas permitirá una eficiencia mayor en el proceso de cobranza y un ahorro de costos de impresión y distribución. Esta nueva normativa no significa que desaparecerá inmediatamente el papel, ya que los talonarios ya impresos deberán guardarse porque son el medio de respaldo en caso de que los sistemas web o las impresoras con controlador fiscal no funcionen.

Desde AFIP comunicaron que “hasta el 1° de octubre se contemplarán todas las situaciones planteadas por los contribuyentes en las que se informen dificultades para cumplir en término, aún cuando las mismas no hayan sido informadas por la ventana de diálogo prevista en la normativa”. Si bien no se trata de una prórroga como solicitaron desde algunos sectores, será un salvavidas para los que al día de hoy no hubieran terminado el proceso de adaptación.

Según una encuesta de Thomson Reuters, cuatro de cada diez encuestados, en un sondeo hecho entre contadores, hicieron saber que el plazo para poner en marcha el sistema era “escaso”. En relación a este último aspecto, el informe que acompañó al relevamiento recordó que durante abril y mayo “los contadores públicos se encuentran especialmente ocupados por los vencimientos del impuesto a las Ganancias y Bienes Personales”. La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), por ejemplo, pidió una prórroga a la AFIP para la aplicación de la factura electrónica, porque el sector no está preparado para instrumentarlo. La entidad advirtió que el régimen de factura electrónica “traerá dificultades a gran parte de las micro, pequeñas y medianas empresas, que necesitan más tiempo para poder cumplir con las nuevas disposiciones”. Fuentes de la AFIP afirmaron que nunca se consideró la posibilidad de realizar una prórroga ya que las modificaciones, afirmaron, fueron comunicadas desde marzo.

Pero sucede que además del nuevo sistema de facturas este mes se caracterizó por una sobrecarga de trabajo en los sectores contables de las empresas. Además de la implementación de las facturas electrónicas, el martes fue el día en que venció el plazo para la presentación de declaraciones juradas de Bienes Personales e Impuesto a las Ganancias. Según afirman algunos contadores, esta época del año las empresas suelen presentar las DD.JJ. de sus socios, mientras que dejan para diciembre la presentación de balances de las compañías. Y para colmo, algunas empresas también tuvieron que dedicar su tiempo a preparar un plan de pagos para ponerse al día con el fisco. La AFIP implementó un programa para facilitar el pago de deuda con un plazo máximo de 120 cuotas, una tasa de interés del 1,9% mensual a 10 años.

Fuente: texto e ilustración publicados por DiarioBAE.com (1/7/2015)

Seleccionado por Editorial Erreius