201511.16
0
0

Aumentan las denuncias por acoso cibernético a niños y adolescentes cada vez más

Erreius de InterésEn el marco de lo vivido en estas últimas semanas con relación a la niña Layla Sainz Fernández, la adolescente de 13 años que estaba desaparecida desde el 22 de octubre; una adolescente mendocina denunció que era acosada y extorsionada por Facebook y WhatsApp por un hombre desde hace cinco años. La joven, que ahora tiene 16 años, denunció su tormento a la ONG Grooming Argentina, quienes junto a la madre de la chica, hicieron la denuncia. El caso de grooming, como se denomina el acoso cibernético, es investigado por la Justicia penal que está tras los pasos del acosador.

El acosador utilizó un perfil falso de Facebook para engañar a la chica. Al principio, logró la confianza de la menor que entonces tenía 11 años y hasta consiguió que la chica le diera su teléfono y la extorsionó también por WhastApp. Después de cinco años, la adolescente decidió contactarse con sitio de Grooming Argentina.

“La chica no se lo dijo a sus padres primero, sino que directamente se contactó con nosotros por las redes para denunciar lo que le estaba pasando. Es un fenómeno que nos llama mucho la atención, que confíen en algo que no están viendo y que tengan ese exceso de confianza” dijo Hernán Navarro, uno de los directores de la ONG.

El grooming y la pornografía infantil son los dos ciberdelitos más denunciados en Mendoza, según asegura el responsable de Prevención de actividad criminal contra menores del Ministerio de Seguridad de Mendoza, Jorge Chaves.

Desde Grooming Argentina contactaron a la madre de la adolescente y, juntos radicaron la denuncia. Ahora la Justicia busca determinar la identidad de quien se esconde detrás del Facebook y del celular con el que acosaban a la menor mendocina.

El grooming o ciberacoso es un delito que tiene como blanco a adolescentes y chicos, y consiste en perseguir y extorsionar a las víctimas para que compartan información, fotos y videos de ellos por distintas redes sociales en situaciones de intimidad. “Si bien muchos groomers encuentran una satisfacción sexual personal en este delito, también hay ocasiones en las que detrás de esto hay redes de pornografía y prostitución infantil”, dijo Navarro. Por otra parte, Navarro señaló “El Grooming es el medio de captación que utilizan los pedófilos para con los chicos, el cual se encuentra creciendo notablemente en nuestro país”.

Un drama que se mantiene oculto

Entre enero y abril de este año se registraron en la Ciudad de Buenos Aires 719 denuncias por producción y distribución de pornografía infantil. Esto representa un 125% más que el año pasado, en el mismo período, y equivale a seis denuncias diarias. Se Estima que para fin de año habrá unas diez denuncias diarias.

En 2014 se contabilizaron un total de 1.197 denuncias por pornografía infantil. Para graficar lo grave de este asunto basta observar que la pornografía infantil representa el 88% de los delitos informáticos.

Desde Grooming Argentina se apela a que la practica del Grooming se denuncie, dado que denunciando la primera etapa que comienza con este acoso sexual virtual, evitamos la comisión de delitos más graves como la corrupción de menores, la trata de persona y otros delitos mayores.

Fuente: Texto publicado por Diario Bae (16/11/2015)

Seleccionado por: Editorial Erreius