201404.07
0
0

Avanza un proyecto de ley para proteger conjuntos de árboles y edificios

La iniciativa de la diputada María Rosa Muiños busca la protección en la Ciudad de arboledas en corredores urbanos, como así también la protección patrimonial de edificios con algún grado de homogeneidad.

MuiñosLa legisladora porteña del Frente para la Victoria María Rosa Muiños lleva adelante un proyecto de ley que busca modificar el Código de Planeamiento Urbano con el objetivo de proteger paisajes arbóreos y fragmentos edilicios “representativos de la cultura, la sociedad, la arquitectura y las formas de vida porteñas a lo largo del tiempo”.

El proyecto de ley, cuyo autor original es el legislador kirchnerista, Mateo Romeo (MC), “crea una herramienta para poder proteger adecuadamente los pequeños conjuntos de tres o más inmuebles, estableciendo una categoría de Protección Patrimonial Intermedia: el conjunto o fragmento de protección patrimonial, que permite proteger adecuadamente, desde el punto de vista del patrimonio urbano, las unidades morfológicas conformadas por tres o más edificios con algún grado de homogeneidad ya sea por su arquitectura, composición, valor urbanístico, ambiental, paisajístico, socio histórico y/o escala”.

La iniciativa, que obtuvo su aprobación inicial en noviembre de 2013 y cuya Audiencia Pública se llevó a cabo el 25 de marzo de este año, intenta resguardar y poner en valor “fragmentos de protección edilicia”, es decir, “sectores urbanos representativos de la cultura, la sociedad, la arquitectura y las formas de vida porteñas a lo largo del tiempo”.

En este sentido, Muiños sostuvo que “los fragmentos de protección edilicia pueden corresponder a un conjunto de casas bajas de algún tipo que se considere adecuado preservar y se evalúe que la permanencia de esas edificaciones es importante para la memoria y la identidad del barrio y de la Ciudad”.

Por su parte, la arquitecta y especialista en urbanismo Rosa Aboy, explicó que “estos fragmentos pueden tratarse de conjuntos en los cuales los edificios aislados no tengan altísimo valor, pero que adquieren relevancia en tanto conjunto, puesto que la sumatoria refuerza el valor de cada una de las partes y le da mayor entidad, visibilidad y calificación urbanística”.

Además, el proyecto busca proteger “arboledas en corredores urbanos donde la planificación urbana incluyó la incorporación de determinadas especies arbóreas de gran valor estético ambiental”.

Así, Aboy ejemplificó los fragmentos de paisajes arbóreos remitiendo a “los jacarandáes y lapachos en la Avenida Figueroa Alcorta o las acacias y tipas plantadas por Carlos Thays en diferentes arterias de la ciudad, como la Avenida Brasil, en el sur de la Ciudad”.

Por último, cabe destacar que durante la Audiencia Pública, arquitectos y docentes de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, así como la Directora de Patrimonio del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño, Susana Mesquida, se manifestaron a favor del proyecto alegando la importancia de la protección del patrimonio de la Ciudad.

Fuente: texto y foto publicados por Parlamentario.com (05/04/2014)