201407.02
0
0

Senado debate inmunidad para fondos extranjeros

Una señal al exterior. Garantiza activos de bancos centrales en el país y pide reciprocidad para los argentinos.

AmbitoEl Senado tendrá hoy una larga y complicada sesión para volver de más de un mes de parálisis. Desde el inicio el debate será complicado para el oficialismo: la oposición defenderá en el recinto un pedido para que Amado Boudou pida licencia como vicepresidente de la Nación y luego arrancará el debate de una serie de proyectos que incluyen desde una declaración de inmunidad jurisdisccional a bancos centrales extranjeros que reconozcan por reciprocidad el mismo derecho a la Argentina en sus países (fue enviado por Cristina de Kirchner al Senado), la ley que limita la responsabilidad civil del Estado, la autorización para el movimiento de tropas en ejercicios militares conjuntos, la nueva moratoria previsional y hasta un proyecto de Aníbal Fernández para sancionar a agentes policiales que adhieran a huelgas.

De todo el listado, el proyecto que más intrigas despertó en el Senado es el que el Gobierno envió el viernes pasado y que establece que los bancos centrales extranjeros son inmunes a la jurisdicción de los tribunales argentinos, salvo que exista un consentimiento expreso.

La inmunidad que se consagra para las autoridades monetarias del exterior tendrá vigencia sólo en el caso de que esos países apliquen la misma medida con los activos del Banco Central local depositados en plazas extranjeras.

En el Gobierno aseguraban anoche que el proyecto, que fue dictaminado en tiempo récord en la Comisión de Relaciones Exteriores y si hoy lo consigue en la de Economía puede bajar inmediatamente al recinto, no está relacionado con los intentos de embargos de activos argentinos por parte de los abogados de fondos buitre. Se asegura, como se explica en los considerandos, que es un intento por completar la legislación protectiva local en esa materia, como tienen otros países, para permitir que la Argentina sea plaza de inversión para activos estatales extranjeros, especialmente países de la región. Ese argumento no despertó demasiada credibilidad en el Senado, aunque de todas formas la oposición ya anunció que apoyará el proyecto y hasta podría habilitarlo en la sesión de hoy.

Tanto kirchneristas como radicales están convencidos de que el proyecto es un intento de demostrar reciprocidad en la inmunidad soberana reconocida a bancos centrales para sumar a los antecedentes de la legislación internacional sobre el tema, frente a posibles presentaciones del país en el caso de que termine avanzando alguna orden de embargo desde el juzgado de Thomas Griesa.

Anoche, en una reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria, la oposición acordó participar de la sesión de hoy permitiéndole al kirchnerismo avanzar con los proyectos pendientes, pero con una condición.

Radicales, socialistas y el peronismo disidente decidieron presentar una carta a la presidencia del Senado solicitando en términos estrictamente políticos que Boudou acepte presentar la licencia en el cargo mientras se tramite la causa donde se investiga el caso de la imprenta Ciccone. Miguel Pichetto, que hasta ahora tenía órdenes de mantener los recintos cerrados para evitar manifestaciones de la oposición no sólo en el caso Boudou, sino también sobre la polémica por la causa de los fondos buitre, esta vez aceptó ir a una sesión ordinaria en la que durante los primeros 30 minutos el radical Ernesto Sanz, el socialista Rubén Giustiniani y Adolfo Rodríguez Saá, del Peronismo Federal, explicarán el contenido de esa carta y justificarán su visión sobre la necesidad de una licencia del vicepresidente.

Fue el acuerdo que cerraron Pichetto, el radical Gerardo Morales y el resto de los bloques para destrabar el funcionamiento del Senado y permitirle al Gobierno avanzar con sus proyectos pendientes. De todas formas, en caso de peligro, el kirchnerismo anoche se aseguraba número para blindar el recinto. Esto significa que aunque la oposición pretendiera votar alguna declaración sobre el vicepresidente (en realidad tendrán alguna merma ya que Fernando Pino Solanas no regresó aún de Europa, donde atiende temas ambientales), Pichetto está en condiciones de bloquearla.

Fuente: texto y foto publicados por Ambito Financiero (02/06/2014)