201410.07
0
0

Supermiércoles: el Congreso debate el Presupuesto 2015 y la Ley de Hidrocarburos

Son dos temas clave para el Gobierno. El Senado, además, buscará dar ingreso formal al pliego de Vanoli, para luego empezar el trámite de su aprobación

imagen_congresoEl Senado y la Cámara de Diputados sesionarán mañana casi en forma simultánea para tratar, en el primer caso, la reforma de la Ley de Hidrocarburos y, en el segundo, el Presupuesto nacional 2015, cuyos trámites serán completados en forma cruzada en las próximas semanas. La Cámara alta, además, buscará dar ingreso formal al pliego que envió el Poder Ejecutivo con la designación de Alejandro Vanoli al frente del Banco Central, informó el bloque kirchnerista.

Con el año legislativo entrando en la recta final, ambos proyectos son clave para la administración de Cristina Fernández de Kirchner. El Presupuesto, que será su último plan de gastos e ingresos, fue muy cuestionado por la oposición, aunque la mayoría oficialista en la Cámara de Diputados no avizora obstáculos para aprobarlo.

El proyecto de nueva Ley de Hidrocarburos, en tanto, fue acordado por el Ejecutivo y los gobernadores de provincias petroleras y luego retocado en el Senado, por lo que tampoco habría inconvenientes para que el Frente para la Victoria logre su aprobación. Ayer, el senador y líder del sindicato petrolero, Guillermo Pereyra, advirtió que el texto “avanza sobre las autonomías provinciales, la Constitución y los municipios, ya que prohibe que tributen las empresas petroleras”.

Para el senador del Movimiento Popular Neuquino y presidente de la Comisión de Minería y Combustibles, los legisladores deben “debatir más” e “incorporar cambios”. “Hay un anexo, que forma parte de un acuerdo del Gobierno, en el que dice que las empresas petroleras no deben pagar impuestos a los sellos. Si toda la ciudadanía paga impuestos no sé por qué motivo las empresas petroleras van a estar exentas de estos tributos”, se quejó. Según Pereyra, “es una ley para blanquear lo que estaba irregular en YPF”.

Según los últimos cambios que sufrió el proyecto, las compañías que inviertan para buscar petróleo en el mar argentino podrán girar hasta 60% de sus ganancias al exterior tras el tercer año de producción. La decisión mejora el horizonte a las empresas extranjeras que por ahora se ven impedidas de girar utilidades por el cepo cambiario.

El proyecto también le otorga carácter de ley al decreto 929/2013 firmado pocos días antes del acuerdo entre YPF y Chevron, que habilitó la repatriación del 20% de las ganancias generadas por un proyecto de inversión después del quinto año de producción.

Fuente: texto publicado por El Cronista (07/10/2014)