201411.03
0
0

En Diputados: Legalización del aborto hasta 12 semanas, Un debate por la aprobación

La Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados tiene previsto debatir mañana el proyecto de ley que despenaliza y legaliza la interrupción voluntaria del embarazo en las primeras 12 semanas de gestación, impulsado por legisladores de un amplio arco político.

Pagina12Así lo dispuso la presidenta de la comisión, Patricia Bullrich, del PRO, a partir del pedido que hicieron diputadas y diputados del oficialismo y la oposición, para que la iniciativa se incluya en el temario antes de que finalice el año legislativo. Se fijó las 17.30 como horario de inicio de la discusión. Desde las 16, organizaciones que integran la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se concentrarán frente al Congreso para acompañar el tratamiento de la iniciativa, que genera apoyos transversales en los distintos bloques, pero también fuertes resistencias. Bullrich, quien en la década del 90 firmó un proyecto a favor de la despenalización del aborto, ahora es una ferviente opositora y ya adelantó que está en contra de que se apruebe mañana un dictamen.

“El debate por la despenalización del aborto no ha sido fácil en el Congreso. La obligación de quienes estamos convencidos de que tenemos que aprobar la ley es intentar que se avance con la discusión, que debe darse en profundidad, de un tema que sabemos que es difícil y controversial”, dijo a Página/12 la oficialista Diana Conti, vicepresidenta primera de la comisión. Conti junto con Victoria Donda, de Libres del Sur y vicepresidenta segunda, y Manuel Garrido, de la UCR, y secretario de la comisión, presionaron a Bullrich para que se comprometiera a fijar fecha para la discusión, frente a un grupo de activistas de la Campaña, invitadas a la comisión el 30 de setiembre. El grupo, con sus pañuelos verdes, fue acompañado por el director ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales, Gastón Chillier, y la coordinadora del Area de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la entidad, Lourdes Bascary, y la titular de Amnistía Internacional de Argentina, Mariela Belsky. Bullrich les ofreció la palabra a las activistas y Estela Díaz, secretaria de Género de la CTA, actuó de vocera y defendió la reforma que descriminaliza el aborto en las primeras 12 semanas de gestación y más allá de ese plazo en casos de violación, malformaciones genéticas graves y riesgo para la salud o la vida de la mujer. “Tenemos la expectativa de que se empiece a debatir. Es un primer paso”, señaló Díaz anoche a este diario.

Todavía es incierto cómo podría desarrollarse la reunión de mañana y si se terminará emitiendo un dictamen favorable. El primer escollo es garantizar que haya quórum para debatir el tema. El proyecto, que cuenta con la firma de más de sesenta legisladores, está ubicado en tercer lugar en el temario. Antes, a partir de las 15 está previsto el tratamiento de un proyecto de ley “en revisión” por el cual se establece el decomiso de los bienes provenientes de hechos ilícitos y se modifican los códigos Penal y Procesal Penal de la Nación. En segundo lugar, se discutirá otra iniciativa por la cual se modifica el artículo 252 del Código Penal, sobre abandono de servicio del personal integrante de las fuerzas de seguridad. Activistas de la Campaña –una articulación que conforman más de trescientas organizaciones de mujeres, sociales, políticas, de derechos humanos y sindicales de todo el país– se concentrarán frente al Congreso para reclamar que se inicie la discusión.

Bullrich concedió que se discuta la despenalización y legalización del aborto pero no está de acuerdo con que se vote un dictamen. Dependerá también de cuántos legisladores que están a favor de la iniciativa estén presentes mañana: del total de 31 integrantes de la comisión, hay 15 que son firmantes del proyecto de la Campaña por el Derecho al Aborto. Pero no todos podrán concurrir. Remo Carlotto, uno de los que acompaña la iniciativa, ya avisó que estará ausente porque viaja al Vaticano, donde el papa Francisco espera el miércoles a su madre, Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, y a su sobrino, Ignacio Guido Montoya Carlotto. Fuentes de la comisión también señalaron que legisladores que no lo han firmado podrían apoyarlo. Y algunos que no lo acompañan podrían también estar ausentes.

Si llegara a haber dictamen favorable, queda muy poco tiempo para avanzar en las demás comisiones a las que tiene giro el proyecto, que son la de Acción Social y Salud y Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, donde –por ahora– no contaría con el apoyo necesario para obtener dictamen de mayoría y llegar al recinto.

La iniciativa plantea entre sus fundamentos que la despenalización y legalización del aborto es una cuestión de derechos humanos, justicia social y salud pública. Distintos comités que monitorean tratados de derechos humanos, niñez, y de la mujer, han emitido recomendaciones al Estado argentino en los últimos años para que avance con un proyecto de estas características para disminuir las tasas de mortalidad de mujeres por aborto, donde las víctimas mayoritarias pertenecen a sectores populares, que no pueden pagar un aborto seguro, clandestino, pero seguro, cuando enfrentan un embarazo que no quieren continuar. Estimaciones oficiales calculan entre 360 mil y 450 mil abortos al año en la Argentina, alrededor de un aborto –o más– por cada nacimiento, que son 700 mil al año. El proyecto ingresó nuevamente a Diputados en abril, tras perder estado parlamentario a fin de 2013, sin tratamiento. Se viene presentando desde 2007. En todos estos años nunca llegó a debatirse formalmente en el recinto. El único bloque que no lo apoyó, hasta ahora, con la firma de alguno de sus miembros, es el Frente Renovador, de Sergio Massa.

Fuente: texto y foto publicados por Página 12 (03/11/2014)