Novedades que trae el Código Civil: En Santa Fe, se casó una pareja con separación de bienes

Una de las novedades de este código es cada uno de los cónyuges conserva la libre administración y disposición de los bienes propios, y así lo decidió esta pareja.

separacion de bsDesde el sábado pasado, cuando entró en vigencia el Nuevo Código Civil y Comercial, en esta provincia ya se concretaron un matrimonio (ese mismo día, en Rosario) y hoy cuatro Uniones Convivenciales (oficialización del concubinato).

“La implementación arrancó bastante bien. El instructivo interno para empleados se entregó el viernes por la mañana y ya el sábado tuvimos el primer casamiento, justo el primero de agosto, donde se leyó el nuevo texto, que es un poco más corto que el anterior para esta ceremonia”, comentó Gonzalo Carrillo Herrera, director provincial del Registro Civil.

En Rosario, una pareja que sacó turno para celebrar un Matrimonio optó por el nuevo régimen de “separación de bienes”, otra de las novedades de este Código donde cada uno de los cónyuges conserva la libre administración y disposición de los bienes propios.

En esta capital, otras dos parejas fueron rechazadas porque no se habían divorciado.

En el Registro Civil destacan que la nueva figura para convalidar el concubinato “es más que un certificado, casi un matrimonio” y recomiendan asesorarse antes de solicitarlo.

“A la gente le falta informarse, esto no es un certificado”, destacó el director del Registro Civil de Santa Fe, Gonzalo Carrillo.

La razón principal esgrimida por las parejas fue la necesidad de ampliar los beneficios de obra social que hasta el viernes se lograba con el certificado de concubinato otorgado el Poder Judicial. “Tribunales dejó de emitirlos y nos mandan las parejas a nosotros pero la unión no es un certificado -reiteró Carrillo-, es un acta con derechos y obligaciones establecidos que implican desde alimentos hasta hogar convivencial. Es mucho más que un certificado, es casi un matrimonio”, insistió el funcionario.

Fuente: Texto publicado por La Nación (4/8/2015)

Seleccionado por Editorial Erreius

Deja un comentario