201508.18
0
0

A raíz de una medida cautelar, la Justicia restituyó el manejo de los fondos judiciales porteños al Banco Ciudad

La Justicia resolvió dar marcha atrás con la ley impulsada por el kirchnerismo para quitarle los depósitos de dinero provenientes de juzgados nacionales

380871

La Justicia restituyó el manejo de los fondos judiciales porteños, que se estiman entre mil y mil quinientos millones de pesos por año, a la Ciudad de Buenos Aires, al hacer lugar a una medida cautelar contra una ley nacional que había sido impulsada por el oficialismo.

Así lo dispuso la sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, que decidió que los fondos judiciales en disputa desde la sanción de la llamada “Ley Conti” vuelvan al Banco Ciudad.

A partir de esta sentencia judicial, fuentes del Banco Ciudad comenzó a analizar la ampliación de la línea de créditos hipotecarios a menor tasa que las actuales.

Al respecto, el presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio señaló que “la arbitrariedad del gobierno nacional empieza a encontrar sus límites”.

“La Ley Conti tenía la clara intencionalidad política de dañar al gobierno porteño, sin importar las consecuencias que esto tenía para la gente. Esto empieza a corregirse a partir de esta decisión de la Justicia”, sostuvo a Infobae.

Frigerio se mostró satisfecho de que “los depósitos judiciales vuelvan a donde tienen que estar: en el Banco de la Ciudad, que podrá mejorar las condiciones de asistencia crediticia a las personas y las empresas de la ciudad y del país”.

Sobre la relevancia de la decisión, sostuvo que “la Justicia acaba de darnos la razón, poniendo un claro límite a la prepotencia del gobierno nacional”.

Por su parte, el Vicepresidente de la entidad, Juan Curutchet, dijo que “ya mismo” se restituyen “los nuevos depósitos, a partir de que se notifique la sentencia la semana que viene a las Cámaras de Apelaciones Comercial, Laboral y Correccional”.

“Nuestra estructura de la Sucursal Tribunales está intacta porque habíamos decidido preservarla, aun a pérdida, porque teníamos la esperanza de que se invalidara esta ley arbitraria e inconstitucional”, explicó.

Para el funcionario, “con esto gana la gente ya que podremos bajarle la tasa a los clientes a los que se la habíamos tenido que subir cuando nos quitaron los depósitos”.

“Estimamos recuperar un flujo de entre 1.000 y 1.500 de pesos millones por año. Con esa plata estiraremos los plazos de algunas líneas hipotecarias, lo cual hará más fácil el acceso a la vivienda para los asalariados”, dijo.

“Se lo dedicamos especialmente a (Carlos) Heller, (Roberto) Feletti y (Daniel) Filmus, los diputados y senadores de la Ciudad que habían votado para quitarnos el fondeo. Es un gran día”, dijo.

Fuente: Texto e ilustración publicados por iProfesional (18/8/2015)

Seleccionado por Editorial Erreius