201307.15
0
0

La ley de matrimonio igualitario cumple 3 años, con unas 7.000 bodas celebradas en todo el país

Más de la mitad se celebraron en Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires. La norma le permite a los extranjeros contraer enlace en el país.

La ley de matrimonio igualitario, primera en su tipo en Latinoamérica y el Caribe, cumple tres años y según datos de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) se han celebrado ya 3.733 bodas entre personas de un mismo sexo en Capital y Buenos Aires, y unas 7.000 a nivel nacional.
La Jefatura de Gabinete bonaerense precisó que ya hubo 2.043 matrimonios igualitarios y que Mar del Plata y La Plata son los distritos que encabezan las estadísticas.
Según la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FLGBT), unas 100 parejas de extranjeros pudieron casarse en Buenos Aires, Santa Fe, Tierra del Fuego y Capital Federal, los cuatro distritos que modificaron el reglamento de sus registros civiles para hacer extensivo este derecho a turistas y extranjeros no residentes.
El 15 de julio de 2010 Argentina se convirtió en el décimo país del mundo en legislar sobre matrimonio igualitario, cuando el Senado sancionó la ley 26.618 que reformó el Código Penal para permitir el casamiento a todas las parejas, más allá del sexo, orientación sexual, identidad o expresión de género de sus integrantes, otorgando a todos los mismos derechos y obligaciones.
La ley argentina tiene además la particularidad de ser la única en el mundo que es aplicable también a todos los extranjeros no residentes.
“Las estadísticas son una referencia” para saber que esta ley “es una necesidad para toda nuestra comunidad en todo el país, pero lo fundamental es que desde hace tres años tenemos este derecho, que el Estado reconoce a nuestras familias y que la democracia de nuestro país respeta la diversidad, como debería ser en todas partes del mundo”, aseguró César Cigliutti, presidente de la CHA.
“Lo fundamental es que desde hace tres años tenemos este derecho, el Estado reconoce a nuestras familias y que la democracia de nuestro país respeta la diversidad”
Cigliutti señaló que el camino hacia el matrimonio igualitario se inició hace 10 años, cuando la legislatura porteña aprobó en 2002 el proyecto de Unión Civil, convirtiéndose en la primera jurisdicción de América Latina en legalizar este tipo de vínculo.
El titular de FALGBT, Esteban Paulón, afirmó que la sanción de la norma fue “el momento más importante” en la historia de ese colectivo en Argentina “porque por primera vez el Estado reconocía a la diversidad sexual explícitamente”.
“Y esto se dio con la particularidad de que, en vez de avanzar en derechos parciales, la primera vez que se debatió una ley en el Congreso fue directamente la del matrimonio igualitario; lo que equivale a decir que fuimos de 0 a 100 en nada de tiempo”, dijo.
Martín Canevaro de 100% Diversidad afirmó que esto contribuye a que los argentinos como sociedad “vivamos con más libertad”.
“Es una ley que ha contribuido no sólo a que miles de personas tengan más derechos sino que cumple también una función educativa, en tanto reafirma la no discriminación y permite que miles de jóvenes y adolescentes ya no tengan miedo de ser lo que sientan ser, porque eso ya no implica menos derechos”, remarcó.
Referentes de varias entidades coincidieron en que la ley de matrimonio igualitario abrió la puerta a la sanción de muchas otras leyes de reafirmación de los derechos del colectivo LGBT, como las de identidad de género y de fertilización asistida inclusiva.
“Hoy por hoy la diversidad sexual se ha constituido en un actor social relevante que hace que se debatan temas que ahora están en la agenda política, no sólo en la social”, apuntó Canevaro.
Para Alex Freyre, integrante de la primera pareja que se casó antes de la sanción de la ley por la vía judicial, Argentina “ha transformado la realidad política y cultural de la región”, por los efectos que la sanción tiene en países vecinos como Uruguay, que aprobó una ley similar en abril, y Brasil, que lo legalizó vía judicial en mayo.
“Hoy por hoy la diversidad sexual se ha constituido en un actor social relevante que hace que se debatan temas que ahora están en la agenda política, no sólo en la social”.
“Aunque nuestra unión no fuera reconocida por las leyes uruguayas, para nosotros fue muy importante que el estado argentino nos reconociera como familia, por eso la verdadera `madrina` de nuestro casamiento fue la ley argentina”, dijo Omar Salsamendi a Télam.
Salsamendi y su marido, Federico Macerattini, fueron la primera pareja de uruguayos del mismo sexo en casarse fuera de su país, en noviembre de 2012. Cinco meses después Uruguay adoptaba también el matrimonio igualitario, que entrará en vigencia el 2 de agosto.
La FLGBT celebrará mañana el tercer aniversario de la ley con un encuentro a las 18 en la Legislatura porteña, donde recordarán los momentos más significativos del debate y entregarán distinciones a quienes la hicieron posible.
Actualmente el matrimonio igualitario es ley en 15 países, cuatro de los cuales son americanos: Canadá (2005), Argentina (2010), Uruguay (2013) y Brasil (2013).

Fuente: iProfesional.com (15/7/2013)