201311.14
0
0

Pasaron a un cuarto intermedio el debate en el Senado sobre la reforma de los Códigos Civil y Comercial

La decisión la tomó la Comisión Bicameral para que los legisladores puedan analizar anteproyectos existentes. La discusión se retomará el próximo lunes. Para la oposición, se busca aprobar la modificación antes del recambio legislativo.

La Comisión Bicameral Especial para la Reforma, Actualización y Unificación de los Códigos Civil y Comercial pasó este jueves a un cuarto intermedio la audiencia en la que se debate la reforma de los códigos civil y comercial de la Nación.

La decisión fue tomada para que los legisladores puedan analizar los anteproyectos existentes. Por esto, el debate no se retomará hasta el lunes 18 de noviembre a las 14.

La reforma fue impulsada por la presidenta Cristina Kirchner en 2011 al convocar a más de un centenar de juristas encabezados por el titular de la Suprema Corte, Ricardo Lorenzetti, para que aportaran propuestas en la materia.

Tras anunciarla en la Asamblea Legislativa del 2012, la presentó formalmente el 27 de marzo y se inició su estudio un par de semanas después, cuando el proyecto ya había tomado estado parlamentario.

La iniciativa estuvo sometida durante 2012 a audiencias públicas en la propia Cámara y en más de quince ciudades del interior del país.

Originalmente, el texto enviado por el Poder Ejecutivo establecía un plazo para que se expidiera la comisión bicameral, pero el límite fue extendido debido a lo complejo de la tarea.

La intención de los legisladores es poder aprobar la reforma antes de que se produzca el recambio legislativo que deje fuera del Congreso a muchos de los legisladores que trabajaron en el perfeccionamiento del proyecto.

Fuentes cercanas a la presidencia de la Cámara baja no descartaron la posibilidad de que, a partir de un acuerdo entre todos los bloques, se convoque a sesiones extraordinarias para cumplir con este objetivo.

Si bien el dictamen que se imponga no tendrá que pasar por las comisiones ordinarias de las Cámaras, se da por hecho que el tratamiento en ambos recintos demandará más de una o dos jornadas de trabajo, en cada caso.

Además, algunos temas que generaron controversias durante el análisis, como el que habla de “Responsabilidad del Estado”, requerirán de leyes complementarias por parte del Congreso, que serán tratadas simultáneamente con la reforma general.

Los puntos más importantes
El proyecto reforma los Códigos Civil y Comercial de la Nación y los unifica en un solo documento de más de 2.700 artículos.

Entre otros puntos, el nuevo código establece cambios en cuestiones tales como el divorcio por lo que, a partir de la sanción de la ley, se permitirá que uno de los cónyuges quiera separarse para disolver el vínculo.

También se establecen “convenios prenupciales” con los cuales los cónyuges podrán celebrar, antes de casarse, un acuerdo para mantener separados sus bienes.

En cuanto a “uniones convivenciales”, el nuevo código reconoce derechos de todo tipo para las parejas que convivan dos años o más.

Por otro lado, se prevén trámites más ágiles para quienes quieran adoptar, además de autorizar a llevar a cabo ese trámite a las parejas conformadas por personas del mismo sexo.

En el mismo sentido, el proyecto toma como punto de partida el régimen de matrimonio igualitario sancionado por el Congreso y establece igual tratamiento en cuanto a derechos para las parejas de diferente o del mismo sexo en temas tales como adopción, fertilización y “sustitución de vientre”.

En ese aspecto regula la posibilidad de que una pareja geste a su hijo con material genético o en el vientre de una tercera persona y se prevé que es la voluntad procreacional y no el dato genético lo que determina la filiación.

En cuanto a cuestiones comerciales, se sistematizan los derechos de usuarios y consumidores. Se regula el abuso de derecho para evitar abusos en casos, por ejemplo, de mercado cautivo, según consignó Télam.

Finalmente, se autorizan a las sociedades de un sólo socio y se regulan los contratos modernos, como la franquicia y los contratos bancarios, para dar seguridad a las transacciones.

Carrió “impugnó” el debate
Para la actual legisladora, quien renovará su banca en diciembre por UNEN, el oficialismo sólo se dedicó a “acelerar” el debate y aseguró que la forma determinada por el Gobierno para tratar la reforma del texto “viola el Capitulo Quinto de la Constitución Nacional que establece el proceso de la formación y sanción de las leyes”.

Por esto mismo, Carrió exigió que el proyecto sea elevado a una de las dos Cámaras como establece el proceso explicado en la Carta Magna.

“Impugno la facultad de esta comisión de emitir el despacho previo a su tratamiento legislativo por resultar inconstitucional, en tanto viola el debido proceso de la formación y sanción de las leyes al establecer en su artículo 2° que la Comisión Bicameral tendrá por objeto el análisis del Proyecto de Código Civil y Comercial (…), la redacción del proyecto de ley correspondiente y la elaboración del despacho previo a su tratamiento legislativo”, sostuvo Carrió a través de un comunicado.

Fuente: texto publicado por iProfesional.com (14/11/2013)